Chile registra más de 7.000 nuevos contagios en un día

Agencia EFE

La red hospitalaria chilena se encuentra al 95,5% de su capacidad, porcentaje que no ha ascendido más en las últimas semanas. Foto: AFP
La red hospitalaria chilena se encuentra al 95,5% de su capacidad, porcentaje que no ha ascendido más en las últimas semanas. Foto: AFP

Actualmente, más de 3.000 personas han sido hospitalizadas en las unidades de cuidados intensivos del país. Además, la circulación de nuevas variantes habría ocasionado que la situación se agrave.

Las autoridades sanitarias de Chile informaron la detección de 7.696 nuevos contagios por coronavirus y el fallecimiento de 132 personas en las últimas 24 horas, con lo que el país suma un total de 1 117 000 infectados y 25.055 decesos confirmados. De los casos detectados, 1.968 son asintomáticos.

Por tercer día consecutivo, el país registra más de 7.000 casos, luego de un par de jornadas en que las cifras se situaron por debajo de los 6.000 diarios.

“Estamos en estado de estabilización”, afirmó el ministro de Salud chileno, Enrique Paris, consultado por la evolución de la pandemia luego de las críticas semanas anteriores, cuando alcanzaron un pico superior a los 9.000 contagios diarios.

“Estamos alrededor de los 7.000 casos, pero no estamos tranquilos, tenemos que ver en retrospectiva si las semanas anteriores fueron el ‘pick’ de presencial viral”, agregó.

Con 3.308 personas hospitalizadas en unidades de cuidados intensivos, la red hospitalaria chilena se encuentra al 95,5% de su capacidad, porcentaje que no ha ascendido más en las últimas semanas debido al mandato del Gobierno de aumentar el número de camas en los centros sanitarios.

De los pacientes internados por la COVID-19, 2.855 permanecen con apoyo de ventilación mecánica. Pese a la masiva campaña de vacunación desplegada a lo largo del país desde inicio de febrero, una de las más exitosas del mundo con cerca de 13 millones de inoculados, la contención de la pandemia no ha sido exitosa.

La circulación de nuevas variantes provenientes de otros países, como Brasil o Reino Unido, es una de las causas del agravamiento de la crisis, según expertos, sumado a las fallas reconocidas por el Gobierno en la comunicación de riesgo expuesta a la población general.