Vigilan si Corea del Norte lanzará misiles en su festejo más preciado

El país conmemora el 109º aniversario del abuelo de Kim Jong-un. Inteligencia surcoreana y de EE. UU. observan posibilidad de que el régimen efectúe ensayo de misiles.

La Republica
Seúl y Washington observan atentamente lo que sucede en Corea del Norte, que hoy celebra el “Día del Sol”. Foto: AFP
Agencia AFP

Este jueves 15 de abril, Corea del Norte celebra su principal festividad nacional bajo la atenta vigilancia de la inteligencia militar surcoreana y estadounidense ante la posibilidad de que el régimen realice un nuevo test de armas de destrucción masiva.

No obstante, por el momento no se han detectado “actividades” fuera de lo común por parte del ejército norteño, según indicó hoy en una rueda de prensa el portavoz del Estado Mayor conjunto (JCS) surcoreano, Kim Jun-rak.

En todo caso, Seúl y Washington observan atentamente lo que sucede en Corea del Norte, que hoy celebra el “Día del Sol”, festivo más importante del país que conmemora el nacimiento de su fundador, Kim Il-sung, abuelo del actual líder supremo.

Las señales que apuntan a la posibilidad de que Pionyang lleve a cabo un nuevo ensayo de misiles o presente en sociedad su nuevo modelo de submarino son múltiples.

En fechas en torno a los nueve días “del Sol”, que el actual líder Kim Jong-un ha celebrado hasta 2019 como máximo mandatario desde que su padre falleciera en 2011, Pionyang ha realizado pruebas con proyectiles en cinco de ellos.

A esto se suma lo captado por satélites en los últimos días, como modificaciones realizadas en la plataforma de lanzamiento sumergible para testar misiles balísticos para submarinos (SLBM) en los astilleros de Sinpo (costa oriental) o las reformas en una mansión de Kim cercana a Sinpo en la que el líder podría alojarse si visita la zona.

A su vez, el pasado fin de semana, la agencia surcoreana Yonhap aseguraba, citando una fuente anónima cercana al asunto, que Pionyang ya tiene listo para presentar en sociedad su nuevo submarino, desarrollado y fabricado precisamente en Sinpo.

El sumergible, bautizado por los analistas de inteligencia como Sinpo-C, es una versión mejorada y más grande de su submarino Sinpo original, tendría propulsión nuclear y capacidad para cargar 3-4 SLMBs (el Sinpo original solo carga uno).

Muchos expertos creen que, al margen de presentar o no en sociedad este nuevo submarino, Pionyang podría probar pronto un nuevo modelo de SLBM para el mismo.

Corea del Norte ejecutó dos test de misiles a finales de marzo en un momento marcado por la revisión de la nueva estrategia de EE. UU. para lidiar con el régimen, que no ha vuelto a sentarse a la mesa con Washington para hablar sobre desarme y relajación de sanciones desde 2019.

El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, visita precisamente la capital estadounidense desde hoy, por lo que los analistas estiman a su vez que el régimen podría tratar de secuestrar la agenda y añadir presión en el marco de la cumbre que mantendrá el viernes con el presidente Joe Biden.