Cómo yace el muerto embalsamado más vigilado y adulado del mundo

Mundo LR

Este palacio de mármol tiene a sus alrededores 100 hectáreas de jardín botánico. Foto: AFP
Este palacio de mármol tiene a sus alrededores 100 hectáreas de jardín botánico. Foto: AFP

El cuerpo de Kim Il Sung, abuelo de Kim Jong-un y fundador de Corea del Norte, se halla en una mansión vigilada, con jardines de especies traídas de todo el planeta y lagos con cisnes.

Este jueves 15 de abril, Kim Jong-un visitó el mausoleo donde reposan los restos de su abuelo y su padre con motivo del principal festivo nacional.

El líder norcoreano acudió al Palacio del Sol de Kumsusan en Pionyang para rendir tributo a la figura de ambos, como es tradición en el ‘Día del Sol’, festivo más importante del país que conmemora el nacimiento de su fundador, Kim Il-sung (1912-1994). Este palacio era la antigua casa de gobierno y oficina de su abuelo.

El lugar reúne todos los excesos y excentricidades de un régimen que tiene el mérito de haber sobrevivido estancado en otro siglo mientras el resto del mundo avanzaba. Más de 800 estatuas gigantes, miles de retratos y no menos de 10 millones de fotografías (una por cada casa y edificio) recuerdan a Kim Il-sung.

Fue reinaugurado como su mausoleo en el primer aniversario de su muerte, el 8 de julio de 1994, pero aparte de ser su último lugar de reposo, en el mismo acto, se le nombró al fallecido como Presidente Eterno de la República, como parte en la construcción y dedicatoria de este monumento.

Este palacio de mármol tiene a sus alrededores 100 hectáreas de jardín botánico que posee más de 1.000 tipos de plantas y arbustos de varios países, su entrada está muy controlada por una gran escolta militar especial y rodeada por un gran muro de protección en sus lados norte y este. Los turistas solamente pueden entrar con un permiso especial.

“Kim Il-sung yace en un sarcófago de cristal, impecablemente vestido con traje y corbata, con la cabeza descansando en una almohada tradicional coreana y el cuerpo envuelto en la bandera roja del Partido de los Trabajadores. Realmente ofrece la sensación de que podría despertar en cualquier momento y ordenar, como en 1950, la invasión de la vecina Corea del Sur”, ha descrito un enviado especial de diario El Mundo.

“La tradición impone dar una vuelta alrededor del cadáver, postrarse a cada uno de los lados y abandonar la sala pretendiendo que apenas puedes contener las lágrimas, algo que los visitantes locales consiguen de forma convincente”, añadió el corresponsal.

En la ceremonia de este jueves, Kim Jong-un estuvo acompañado por su esposa, Ri Sol-ju, según informó la agencia estatal KCNA.

Soldados norcoreanos en 2012 llevan tributo floral al Palacio del Sol de Kumsusan, que alberga los cuerpos embalsamados de Jong-Il y su difunto padre, Kim Il-Sung. Foto: AFP

Entre los altos funcionarios que también visitaron el Palacio del Sol de Kumsusan junto a Kim estuvieron su hermana, Kim Yo-jong, que además es vicedirectora de propaganda del partido único, y Jo Yong-won, nuevo miembro del Presidium del Partido de los Trabajadores desde el congreso de enero.

Las celebraciones del ‘Día del Sol’ este año parecen haber recuperado cierta normalidad después de que en 2020 se vieran reducidas a causa de la pandemia.

El aniversario llega además en un momento en el que la inteligencia militar surcoreana y estadounidense vigilan estrechamente los movimientos del ejército norcoreano ante la posibilidad de que realice un nuevo test de armas de destrucción masiva, algo que suele ser habitual en torno al ‘Día del Sol’.

A esto se une que imágenes por satélite han detectado actividad en torno al astillero de Sinpo (costa oriental), lo que podría implicar preparativos para la prueba de un nuevo misil balístico para submarinos (SLBM) o para presentar en sociedad el nuevo submarino que Pionyang ha estado desarrollando.

Con información de EFE.