LO ÚLTIMO - Viviendas de Mala y Lima metropolitana colapsaron tras sismo de magnitud 6.0

Brasil: indígenas denuncian que se intercambian vacunas por oro ilegal

Mundo LR

Sectores afectados por la minería ilegal en la amazonia brasileña. Foto: AFP
Sectores afectados por la minería ilegal en la amazonia brasileña. Foto: AFP

A través de una carta a los fiscales, se explicó que la salud de la población indígena está siendo perjudicada por los mineros ilegales.

Fiscales federales en el estado brasileño de Roraima investigan informes que señalan que se está intercambiando oro ilegal por vacunas contra la COVID-19 en la reserva indígena Yanomami, de acuerdo con Reuters.

La Asociación Hutukara, que representa al pueblo Yanomami, denunció este accionar ante los fiscales con la ayuda del Instituto Socioambiental, organización no gubernamental.

La asociación reveló que un trabajador de salud en el distrito de Homoxi vendió vacunas a cambio de oro; además, dio gasolina y un generador por el mismo elemento. Sin embargo, no es el único caso. También se ha reportado que otro personal de salud se reunió con los mineros para intercambiar medicinas por oro.

Los yanomami se han quejado durante mucho tiempo de que los materiales y medicamentos destinados a la salud indígena se están desviando a los mineros salvajes”, dijo Dário Kopenawa Ianomâmi, de Hutukara, mediante una misiva que envió a los fiscales y al Ministerio de Salud para hablar de sus denuncias.

El Ministerio de Salud señaló que recibió la carta el 5 de abril y que abrió investigación sobre las serias acusaciones que afectan a los pueblos indígenas, sectores más vulnerables ante el nuevo coronavirus, que cobra cada vez más vidas en el país.

Brasil experimenta una de los peores momentos de la pandemia con su sistema sanitario al limite. Se ubica en el segundo lugar con más fallecidos y casos confirmados de la enfermedad, tan solo por detrás de Estados Unidos. Actualmente es uno de los lugares del planeta donde más se muere por COVID-19, con un promedio que supera los 3.000 decesos diarios.