Pfizer anuncia que su vacuna contra COVID-19 no causa eventos tromboembólicos

La farmacéutica señaló que la evaluación integral de la vacuna no proporcionó evidencia para concluir que la trombosis sea un riesgo asociado a su inmunizante contra el coronavirus.

Pfizer registra más de 200 millones de dosis administradas en todo el mundo. Foto: AFP
Pfizer registra más de 200 millones de dosis administradas en todo el mundo. Foto: AFP
Mundo LR

La empresa farmacéutica estadounidense Pfizer comunicó este martes 13 de abril que su vacuna contra la COVID-19 no genera eventos tromboembólicos, después de llevar a cabo una investigación minuciosa.

Con más de 200 millones de dosis administradas en todo el mundo, Pfizer ha realizado una evaluación integral de los datos de seguridad agregados en curso para la vacuna BNT162b2 que no proporcionó evidencia para concluir que los eventos tromboembólicos arteriales o venosos, con o sin trombocitopenia, sean un riesgo asociado con el uso de nuestra vacuna COVID-19”, sostuvo la compañía mediante un comunicado publicado en su cuenta de Twitter.

De acuerdo con la farmacéutica, el mencionado análisis de la base de datos de seguridad incluyó una revisión de todos los eventos adversos para el inoculante hasta el 27 de marzo de 2021.

“Con una gran cantidad de personas vacunadas hasta la fecha, ninguna observación médica trombótica ha modificado la seguridad de nuestra vacuna observada en los ensayos clínicos de fase 3”, concluyó el escrito.

Por otra parte, el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, afirmó este martes que la empresa podrá dar en mayo a las autoridades de Estados Unidos un 10% más de las dosis de la vacuna que se había comprometido a entregar.

La farmacéutica estadounidense informó que su vacuna no genera eventos tromboembólicos después de realizar una evaluación integral. Foto: captura

En un mensaje poco habitual a través de su cuenta de Twitter, Bourla señaló que se ha incrementado la producción del inmunizante.

Según el directivo, Pfizer entregará a finales de mayo los 220 millones de dosis que se había comprometido a dar a la Administración de EE. UU. y, a finales de julio, completará los 300 millones de dosis totales. Asimismo, recalcó que el pedido estará listo dos semanas antes de lo pactado.

Este aviso se produce el mismo día que el Gobierno estadounidense recomendó suspender la aplicación de la vacuna de Johnson & Johnson contra el SARS-CoV-2, tras la identificación de seis casos de trombosis cerebral en seis mujeres, de las que una falleció y otra se encuentra en estado grave.

Con información de EFE.