Biden retirará las tropas de EE. UU. de Afganistán antes del 11 de setiembre

Agencia AFP

Un funcionario estadounidense advirtió a los talibanes que habrá una “respuesta contundente” en caso de que ataquen a las tropas al salir. Foto: Anadolu
Un funcionario estadounidense advirtió a los talibanes que habrá una “respuesta contundente” en caso de que ataquen a las tropas al salir. Foto: Anadolu

El mandatario estadounidense llegó a la conclusión de que Estados Unidos puede completar el proceso antes del 11 de setiembre, cuando se cumplen 20 años de los atentados de 2001.

El presidente Joe Biden retirará todas sus tropas de Afganistán antes del 11 de setiembre, cuando se cumplen 20 años de los atentados de 2001, y pondrá así fin a la guerra más larga en la que participó Estados Unidos pese a crecientes temores de una victoria talibán.

La retirada será cinco meses después de lo previsto en el acuerdo con los talibanes alcanzado por su predecesor, Donald Trump, para el repliegue estadounidense.

Biden, que realizará el anuncio el miércoles, llegó a la conclusión de que Estados Unidos puede completar el proceso antes del 11 de setiembre, indicó este martes 13 de abril un alto funcionario bajo condición de anonimato.

El mandatario demócrata había considerado anteriormente la opción de mantener una fuerza residual en Afganistán para atacar a Al Qaida o responder a posibles amenazas del Estado Islámico o, como ya hicieron otros presidentes, supeditar la retirada a los progresos en el terreno y a lentas conversaciones de paz.

Al final, no escogió ninguna de las dos y decretará un repliegue completo, y dejará apenas personal para custodiar las instalaciones estadounidenses, incluyendo la imponente embajada en Kabul.

“El presidente juzgó que un enfoque basado en las condiciones, que ha sido el de las dos décadas pasadas, significaría permanecer en Afganistán para siempre”, explicó el funcionario.

El jefe de Estado “fue consistente en su visión de que no hay una solución militar para Afganistán, que hemos estado allí durante demasiado tiempo”, indicó la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, sin confirmar la fecha de la retirada.

Para los afganos, sin embargo, la lucha probablemente continuará. El funcionario dio estas breves declaraciones después de que la inteligencia estadounidense publicara un informe de evaluación de amenazas que advirtió que el asediado Gobierno afgano “tendrá dificultades” para controlar a unos “confiados” talibanes cuando se retire la coalición liderada por Washington.

La administración Trump alcanzó un acuerdo con los talibanes en febrero de 2020 por el cual todas las tropas estadounidenses debían dejar el país antes de mayo de 2021 a cambio de la promesa de los insurgentes de que no apoyarán a Al Qaida y otros extremistas, que es lo que motivó la invasión original de 2001.

El funcionario de Biden adelantó que la retirada comenzará en mayo y que el atraso se debió principalmente a motivos logísticos, por lo que es posible que las tropas estén fuera de Afganistán bastante antes del 11 de setiembre.

El alto cargo advirtió, no obstante, a los talibanes —en tregua ahora con Estados Unidos, pero no con las fuerzas afganas— que habrá una “respuesta contundente” en caso de que ataquen a las tropas al salir.

“Hemos comunicado a los talibanes en términos muy claros que, si lanzan ataques contra Estados Unidos o las fuerzas aliadas mientras realizamos esta retirada”, dijo, “responderemos, y de forma dura”.