Guaidó aseguró que pago del plan Covax es fruto de la presión a Maduro

Agencia EFE

Venezuela enfrenta una segunda ola de coronavirus que las autoridades tachan de “más virulenta” y vinculan a variantes brasileñas. Foto: AFP
Venezuela enfrenta una segunda ola de coronavirus que las autoridades tachan de “más virulenta” y vinculan a variantes brasileñas. Foto: AFP

El líder de la oposición dijo que en Twitter que “la exigencia de los venezolanos ha hecho que el régimen acepte y dé un primer paso”.

El líder opositor Juan Guaidó dijo que el anticipo de pago del Gobierno venezolano al plan Covax es fruto de la “presión” al presidente Nicolás Maduro y señaló que de esta forma el Ejecutivo reconoció que no hay bloqueo y que las sanciones no impiden comprar vacunas anti-COVID-19.

“La exigencia de los venezolanos ha hecho que el régimen acepte y dé un primer paso para que Venezuela ingrese al Covax y a través de este mecanismo entren vacunas contra la COVID-19”, dijo Guaidó en un mensaje en Twitter.

Pidió, además, mantener la “presión” para “terminar de lograr que el mecanismo se haga efectivo y que se acepte un plan de vacunación para todos”.

El Gobierno de Maduro informó este sábado que logró pagar más del 50% del plan Covax para acceder a las vacunas anti-covid-19, después de denunciar durante meses que no había podido cancelar el mecanismo por el “bloqueo de recursos” en países como Estados Unidos o Reino Unido.

La vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, fue quien informó sobre el pago de 59,2 millones de francos suizos, es decir, unos 64 millones de dólares de un total de 119 999 920 millones de dólares. No obstante, no detalló cómo el Gobierno logró pagar el mecanismo.

Para el líder opositor, con este hecho el Ejecutivo reconoció que “no hay ningún bloqueo ni sanciones que impidan adquirir las vacunas”.

“La dictadura tenía recursos y no los quería invertir en la vida de los venezolanos”, agregó Guaidó, quien, antes de que el Gobierno informara sobre este pago, había dicho que gestionaría unas licencias ante la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC, en inglés) de EE.UU. para el pago del plan Covax a propósito del reconocimiento que le ha dado Washington como presidente interino.