Arauz llega a elecciones del Ecuador con ventaja sobre Lasso en sondeos

Mundo LR

larepublica_pe

07 Abr 2021 | 16:58 h
Arauz ganó en primera vuelta y ahora otra vez aparece arriba en los sondeos contra Lasso, quien intentará vencer por primera vez a la izquierda ecuatoriana. Foto: AFP
Arauz ganó en primera vuelta y ahora otra vez aparece arriba en los sondeos contra Lasso, quien intentará vencer por primera vez a la izquierda ecuatoriana. Foto: AFP

Arauz, delfín del expresidente Correa, parte nuevamente como favorito ante Lasso, mientras la indecisión e indiferencia sigue alta en Ecuador.

El izquierdista Andrés Arauz llegará a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del próximo domingo 11 de abril en Ecuador como el favorito en las encuestas, que lo muestran con mayor respaldo popular sobre el conservador Guillermo Lasso.

Arauz, del movimiento Unión por la Esperanza (UNES), economista y exministro durante la gestión del expresidente Rafael Correa (2007-2017), se ha mantenido como el líder en los sondeos y ya en febrero se impuso en la primera vuelta con el 32,72% de los votos.

Mientras que Lasso, un exbanquero que ya perdió en urnas contra Correa y contra el actual mandatario Lenín Moreno, logró llegar al balotaje con el 19,74%, una mínima diferencia con relación al indígena Yaku Pérez (19,39%).

La mayoría de encuestas otorgan ventaja a Arauz en Ecuador. Foto: Celag

Ipsos muestra un 44% de apoyo para Arauz y 34% para Lasso. Mientras que Market encontró que el 42% de la población ecuatoriana apuesta por Arauz, mientras que muy cerca (41%) le sigue Lasso, en una investigación posdebate (21 de marzo).

Perfiles de Opinión hizo la medición hasta el martes 6 de febrero y contabilizó un 35,3% para Arauz, 12 puntos por encima de Lasso (23,3%).

Ambos postulantes deberán lidiar el domingo 11 de abril con la indiferencia, la desconfianza y el hartazgo de unos votantes a quienes solo les preocupa la salud, el trabajo y la educación.

Lazy loaded component

Ecuador acude a las urnas en segunda vuelta de los comicios del 7 de febrero para elegir al sucesor de Moreno, que dejará el poder el 24 de mayo tras una única legislatura, y lo hace en unas difíciles circunstancias marcadas por las crecientes restricciones por la pandemia.

Un escenario que supera a buena parte de la población que, si no fuera por la multa que arrastra el absentismo, confiesa que ni llegaría a la urna.

“Yo por los 40 dólares, de otra ni voy. ¡Ni voy!”, insistía a la agencia EFE un espontáneo conductor de Uber que hace varios meses perdió su trabajo como piloto de una aerolínea local en una de las provincias costeras del país.

Con información de EFE