A más de un año de la pandemia, Haití sigue esperando vacunas contra COVID-19

Mundo LR

larepublica_pe

06 Abr 2021 | 19:55 h
Cuando haya vacunas disponibles, los expertos pronostican que será complicado hacer que lleguen a los brazos de los haitianos. Foto: EFE
Cuando haya vacunas disponibles, los expertos pronostican que será complicado hacer que lleguen a los brazos de los haitianos. Foto: EFE

El país registró 12.700 contagios y 250 muertes, cifras que distan mucho de la realidad, según expertos. Gobierno atribuyó la demora a la falta de infraestructura para almacenar dosis.

Haití no cuenta con una sola vacuna contra el coronavirus para inmunizar a alguno de sus más de 11 millones de habitantes un año después del comienzo de la pandemia. El país caribeño está aguardando 756.000 inmunizantes de la farmacéutica AstraZeneca distribuidas por un programa de las Organización de las Naciones Unidas (ONU), informó Associated Press.

La mencionadas dosis gratuitas debían arribar a más tardar en mayo, pero es probable que se demoren porque Haití no cumplió un plazo y un productor indio está dando prioridad a la demanda interna.

“Haití completó hace poco la documentación requerida para los envíos’', sostuvo GAVI, la Alianza de Vacunas, con sede en Ginebra, que administra en parte el programa de la ONU, denominado Covax.

La empobrecida nación tampoco se registró para un programa piloto que distribuyó vacunas, de acuerdo a la Organización Panamericana para la Salud (OPS). Una portavoz, sin embargo, reconoció otros esfuerzos de los haitianos vinculados con la crisis sanitaria, como una mejoría en la preparación de los centros médicos.

Lauré Adrien, director general del Ministerio de Salud de Haití, atribuyó la demora en la llegada de inoculantes a las desconfianzas en torno a la vacuna de AstraZeneca y al miedo de que el país latinoamericano no tenga la infraestructura requerida para almacenar las dosis.

“No es ningún secreto que no tenemos buena capacidad para almacenar’' los fármacos, expresó el titular de Salud. “Queremos asegurarnos de que tenemos todo bajo control antes de recibir las vacunas’', añadió.

Asimismo, indicó que el dinero que recibió su dependencia fue correctamente utilizado, pero que no respondía por otras entidades del Estado. “No podemos recibir la vacuna y después descubrir que expiran porque nadie quiere vacunarse’', agregó.

Haití reportó 12.700 contagios y 250 muertes a causa de la COVID-19, cifras que los expertos creen que distan mucho de la realidad.

Organismos internacionales están detrás de la mayoría de los recursos y de las campañas educativas relacionadas con el coronavirus en Haití. La OPS suministró al Gobierno 500 kits de pruebas, junto con instrucciones sobre los diagnósticos de los laboratorios y la detección de la enfermedad.

Cuando haya dosis disponibles, los expertos pronostican que será difícil hacer que lleguen a los brazos de los millones de haitianos.