Filipino muere tras ser obligado a hacer ejercicio por violar cuarentena

Mundo LR

Filipinas ha detectado más de 795.000 casos y 13.425 muertes por COVID-19. Foto: Independent
Filipinas ha detectado más de 795.000 casos y 13.425 muertes por COVID-19. Foto: Independent

Familia denuncia que agentes detuvieron al joven cuando compraba agua después del toque de queda en Cavite (Filipinas), y lo forzaron a hacer 300 sentadillas.

Un joven de 28 años en Filipinas falleció después de ser forzado a realizar ejercicios por saltarse el toque de queda en su provincia, denunció su familia. De acuerdo con los deudos, los agentes que lo detuvieron lo obligaron a hacer 300 sentadillas como castigo.

Los hechos sucedieron el pasado jueves 1 de abril, en Cavite, reporta el medio local Rapler. La víctima, Darren Manaog, fue encontrado rompiendo las reglas de cuarentena. Su familia declaró que estaba comprando una botella de agua y la policía lo detuvo y llevó junto a otros transgresores.

“Me dijo que los llevaron a la Plaza Malabon frente al salón municipal. Y luego, les dijeron que hicieran ejercicios de bombeo 100 veces. Los ejecutores también dijeron que si no estaban sincronizados, lo repetirían”, contó la compañera de residencia de Darren, Reichelyn Balce.

Fue así que el grupo terminó haciendo 300 sentadillas como castigo. Darren regresó a su casa al día siguiente por la mañana con mucho dolor y casi sin poder caminar.

“Todo ese día, luchó para caminar, simplemente gateaba. Pero no me lo tomé en serio porque dijo que era un simple dolor de cuerpo”, dijo Balce.

El 3 de abril, el joven de 28 años se derrumbó, empezó a convulsionar y dejó de respirar. Reichelyn Balce pidió a los vecinos que lo ayudaran a revivirlo, pero murió poco después.

Marlo Solero, jefe de policía de General Trias City, precisó que no hay castigo físico para quienes violen las reglas del toque de queda. En ese sentido, afirmó que si se corroboraba que se había aplicado este castigo en el caso de Darren, no sería tolerado.