Jerusalén inicia el Jueves Santo con una misa en el Santo Sepulcro

La ceremonia fue dirigida por el patriarca Pierbattista Pizzaballa. Unos 150 fieles participaron de la misa que se realizó en la basílica más venerada por la comunidad cristiana.

El hecho que este año la Semana Santa se vuelva a celebrar “a puertas abiertas nos recuerda que poco a poco todo volverá a resplandecer”, dijo Giuseppe Sgambeterra, unos de los sacerdotes participantes. Foto: EFE
El hecho que este año la Semana Santa se vuelva a celebrar “a puertas abiertas nos recuerda que poco a poco todo volverá a resplandecer”, dijo Giuseppe Sgambeterra, unos de los sacerdotes participantes. Foto: EFE
Agencia EFE

Jerusalén inició este 1 de abril las liturgias del Jueves Santo con una misa temprana en el Santo Sepulcro, donde los fieles pudieron volver a presenciar los ritos propios de la Semana Santa, después de que todas las ceremonias del año pasado fueran a puerta cerrada por las restricciones de la pandemia.

Ante la falta de peregrinos extranjeros por el cierre de fronteras, una pequeña audiencia de unas 150 personas formada por fieles locales, religiosos de comunidades católicas de Tierra Santa y residentes internacionales en la región se congregaron en la basílica para asistir a la ceremonia matutina encabezada por el patriarca latino de Jerusalén, Pierbattista Pizzaballa.

La Basílica del Santo Sepulcro de Jerusalén es el lugar más venerado por los cristianos de todo el mundo, ya que se levanta sobre el lugar de crucifixión, sepultura y resurrección de Cristo. Foto: EFE

“Estoy contento de volver a estar aquí en esta importante celebración y este día tan significativo que da comienzo al Triduo Pascual”, dijo el religioso al inicio de su homilía, junto a grupo de sacerdotes que le acompañó.

En la ceremonia se retomó también el lavado de los pies, un simbólico acto que recrea el lavado de Jesús a sus doce discípulos como gesto de humildad e igualdad, y que el año pasado no se realizó por evitar el contacto ante el riesgo de infección por la COVID-19.

El lavado de pies es el gesto de humildad e igualdad que hizo Jesús con sus discípulos antes de ser entregado a las autoridades romanas. Foto: EFE

En años anteriores, el Santo Sepulcro solía estar abarrotado de peregrinos venidos de todas partes, pero ante su ausencia, que ya fue patente por primera vez en la Semana Santa del 2020, la sensación de hoy en el interior del santuario era de relativo vacío.

“Los peregrinos son el símbolo de la iglesia en camino” y el hecho de que no estén “es una señal fuerte” y una pena, declaró a Efe el sacerdote italiano Giuseppe Sgambeterra, que participó en la misa.

Pero el hecho de que este año la Semana Santa se vuelva a celebrar “a puertas abiertas, con los cristianos de aquí, nos recuerda que poco a poco todo volverá a resplandecer de vida”, agregó el religioso.

La jornada de hoy marca el inicio del Triduo Pascual, jueves, viernes y sábado santo, que además es el momento más importante del calendario litúrgico para la fe cristiana. Seguirá con el peregrinaje al Cenáculo a las 15:30 hora local (12:30 GMT), donde la tradición sitúa la Última Cena.

Por la noche, a las 21:00 hora local (18:00 GMT), habrá otra misa en la Basílica de la Agonía, donde Jesús se retiró a orar y meditar antes de ser entregado por Judas, según la historia. Este evento marca la Hora Santa y la vigilia de la Crucifixión de Jesús.

Los eventos de la Semana Santa que transcurren entre la Ciudad Vieja de Jerusalén y su entorno, en la zona oriental de la urbe ocupada por Israel, que realizó una rápida vacunación lo que permitió una reapertura y una vuelta a cierta normalidad. Cabe indicar que es el país lleva la delantera en las inmunizaciones frente al resto del mundo, su campaña es considera la más rápida en porcentaje de población.

LR PODCAST: Escucha el Informe Matinal del 1 de abril del 2021

Lazy loaded component