Nueva York impulsa legalización del uso recreativo de cannabis

Mundo LR

De promulgarse el proyecto de ley, Nueva York se convertirá en el Estado número 15 en legalizar esta planta. Foto: EFE
De promulgarse el proyecto de ley, Nueva York se convertirá en el Estado número 15 en legalizar esta planta. Foto: EFE

El gobernador del estado estadounidense, Andrew Cuomo, señaló que permitir la venta y el cultivo de esta planta podría generar miles de nuevos puestos de trabajo.

El gobernador de Nueva York en Estados Unidos, Andrew Cuomo, junto a las y los legisladores del estado acordaron el domingo 28 de marzo en impulsar la legalización del cannabis para uso recreativo para personas mayores de los 21 años.

Tras horas de debate y posterior aprobación, se espera que en los siguientes días esta medida se convierta en ley. Con ello, la legislación permitirá la venta de marihuana recreativa a adultos mayores de 21 años y establecerá un proceso de licencia para la entrega de productos de cannabis a los clientes, señaló la Associated Press.

La ONU reconoce oficialmente las propiedades medicinales del cannabis. Foto: AFP

Asimismo, las y los neoyorquinos podrán cultivar hasta tres plantas maduras y tres inmaduras para consumo personal, y los gobiernos locales podrán optar por no participar en las ventas minoristas.

Así, Nueva York se convertiría en el estado número 15 en legalizar el cannabis para uso recreacional en el país norteamericano. Cuomo aseguró que la ley busca crear un mercado que genere ingresos y más puestos de trabajo. La oficina del gobernador indicó en un comunicado que la legalización podría generar un aumento de 350 millones de dólares en la recaudación fiscal anual del estado.

“También busca justicia a comunidades marginadas por mucho tiempo y garantizar que los que fueron penalizados injustamente tengan la oportunidad de beneficiarse”, agregó la senadora Liz Krueger, patrocinadora del proyecto de ley en el Senado y presidenta de su Comité de Finanzas. Las autoridades de la Asamblea de Nueva York estiman que la planta se empezaría a comercializar entre los 18 meses y los dos años.

El proyecto de ley incluye un plan para utilizar parte de los fondos recaudados para tratamientos contra la adicción a las drogas y educación.