Filipinas confina a 24 millones de personas para frenar contagios

Agencia AFP

Filipinas es uno de los países más afectado por la enfermedad en el Sudeste Asiático. Foto: Francis R. Malasig/EFE
Filipinas es uno de los países más afectado por la enfermedad en el Sudeste Asiático. Foto: Francis R. Malasig/EFE

El Gobierno de Rodrigo Duterte espera que los contagios de COVID-19 disminuyan con esta nueva restricción.

El Gobierno de Filipinas ordenó, este sábado 27 de marzo, el confinamiento de 24 millones de personas en Manila y su región, en un momento en que los contagios por coronavirus aumentan y los hospitales de la capital están a punto de colapsar.

Estas restricciones afectan al corazón económico del país, que concentra una quinta parte de su población, sobre todo cuando las variantes más contagiosas del virus se acentúan.

“El virus es el enemigo, no el Gobierno”, dijo el portavoz Harry Roque al anunciar este confinamiento de al menos una semana, que comenzará el lunes 29 de marzo.

“Y cuando nos quedamos en casa, esperamos que estas tasas de infección bajen. El Gobierno está dispuesto a ofrecer ayuda”, añadió.

Este sábado se registraron 9.595 nuevas infecciones en el país, la tasa diaria más alta desde que irrumpió la pandemia, y el número total de contagios en el país llegó a 712.000.

A partir de la próxima semana, la población afectada por esta medida trabajará desde casa, salvo los sectores esenciales, y se suspenderá el transporte público.

Habrá un toque de queda entre 6.00 p. m. y 5.00 a. m. y la mayoría de los comercios permanecerán cerrados.

La pandemia de nuevo coronavirus ha provocado al menos 2 768 431 muertes en el mundo desde que la oficina de la OMS en China dio cuenta de la aparición de la enfermedad en diciembre de 2019, según un balance establecido por AFP.