AHORA - Tercera dosis para mayores de 18 años desde hoy: todo lo que debes saber

Biden propone plan para competir con las Nuevas Rutas de la Seda de China

La idea fue planteada al primer ministro de Inglaterra. El proyecto chino impulsado desde 2013 para construir carreteras, ferrocarriles, represas y puertos hacen que las demás potencias empiecen a preocuparse por el control de los mercados.

“Sugerí que deberíamos tener una iniciativa similar que se originara de los Estados democráticos, para ayudar a esas comunidades en el mundo" manifestó Joe Biden. Foto: EFE
“Sugerí que deberíamos tener una iniciativa similar que se originara de los Estados democráticos, para ayudar a esas comunidades en el mundo" manifestó Joe Biden. Foto: EFE
Mundo LR

El Gobierno de los Estados Unidos plantea una iniciativa para competir con los grandes proyectos de infraestructura financiados por China a través de su plan Nuevas Rutas de la Seda, lanzado en 2013. Con ello, el gigante asiático pretende el establecimiento de dos rutas combinadas, una de infraestructuras terrestres y otra marítima, que mejorarían sus conexiones tanto en el continente asiático como en el exterior. De esa forma, tendría más influencia económica y política a nivel mundial.

Joe Biden dijo que la idea fue mencionada durante un enlace telefónico con el primer ministro británico, Boris Johnson, el viernes último.

“Sugerí que deberíamos tener una iniciativa similar que se originara de los Estados democráticos, para ayudar a esas comunidades en el mundo que, de hecho, necesitan ayuda”, manifestó el mandatario haciendo alusión a las zonas que abarca el programa chino.

Los crecientes proyectos del país asiático en el resto del planeta, mediante préstamos, hace que las potencias regionales y orientales comiencen a tener preocupaciones por el dominio de los mercados.

China ha ayudado a construir o mejorar carreteras, ferrocarriles, represas y puertos en más de un centenar de países en los último años.

El presidente Xi Jingping promete “llevar adelante una cooperación abierta, verde y limpia” a través de las Nuevas Rutas de la Seda; sin embargo, las entidades financieras chinas continúan avalando proyectos de centrales eléctricas de carbón.

Tras la comunicación con la Casa Blanca, el primer ministro británico no mencionó la sugerencia estadounidense, pero recalcó que los dos líderes evaluaron una “acción significativa” para imponer sanciones a los “violadores de derechos humanos” en la provincia china de Xinjiang.

Asimismo, hace algunos días la Unión Europea, Reino Unido, Canadá y Estados Unidos anunciaron nuevas sanciones contra varios miembros de la élite política y económica de Xinjiang por violación de derechos humanos.

Los hechos ocurridos en el territorio chino captaron la atención de los principales líderes del mundo. Y es que al menos un millón de uigures (grupo étnico que vive en las regiones del noroeste de China) y miembros de otros grupos, en su mayoría musulmanes, han sido detenidos en campos en Xinjiang, según organismos de derechos humanos que acusan a las autoridades de forzar la esterilización de mujeres y de trabajos obligatorios.

Con información de AFP