Países Bajos extiende restricciones y toque de queda hasta el 20 de abril

El primer ministro en funciones, Mark Rutte, dijo que el alto número de contagios diarios y la ocupación hospitalaria no permitirán relajar las medidas.

En todo el mundo, se registraron oficialmente más de 124 millones de casos de la COVID-19 desde el comienzo de la pandemia. Foto: EFE
En todo el mundo, se registraron oficialmente más de 124 millones de casos de la COVID-19 desde el comienzo de la pandemia. Foto: EFE
Agencia EFE

El Gobierno neerlandés anunció la extensión de todas las restricciones y el cierre de la hostelería hasta el 20 de abril, lo que también se aplica al toque de queda diario, el cual se retrasa una hora su entrada en vigor debido al horario de verano.

El primer ministro en funciones, Mark Rutte, argumentó que el alto número de contagios diarios, que ronda los 6.000 nuevos positivos cada día, y la creciente ocupación hospitalaria, no permiten cumplir con la promesa que se hizo hace tres semanas de empezar a relajar las medidas, como la reapertura de las terrazas antes de Semana Santa.

La única excepción es el toque de queda nocturno, que a partir del 31 de marzo empezará a entrar en vigor una hora más tarde, es decir, desde las 10.00 p.m. hasta las 4.30 a.m., lo que Rutte justificó con la llegada del nuevo horario de verano el próximo fin de semana y siguiendo una recomendación que ya habían hecho varios alcaldes y policías.

“No podemos renunciar a las restricciones en este momento”, lamentó Rutte en una rueda de prensa en La Haya, en la que no descartó que dentro de unas semanas hagan falta “medidas aún más estrictas” si las cifras de contagios siguen confirmando que Países Bajos entra en una tercera ola de coronavirus.

No obstante, prometió que, si las cifras son mejores de lo esperado, la flexibilización de las restricciones podría “adelantarse” en el tiempo, en referencia a la reapertura de las terrazas para aliviar al sector de la hostelería, que lleva con sus puertas cerradas al público desde mediados de octubre y sobreviviendo gracias a las ayudas puestas a su disposición por el Ejecutivo neerlandés.