Mundo

Jeanine Áñez se descompensa en la cárcel tras declararse en huelga de hambre

El juez del Tribunal de La Paz acaba de autorizar el traslado inmediato de la expresidenta de Bolivia a una clínica, debido “a su delicado estado de salud”.

Áñez se había declarado en huelga de hambre por un cuadro depresivo, según reveló la presidenta de la Asamblea de Derechos Humanos (APDHB), Amparo Carvajal. Foto: La Nación
Áñez se había declarado en huelga de hambre por un cuadro depresivo, según reveló la presidenta de la Asamblea de Derechos Humanos (APDHB), Amparo Carvajal. Foto: La Nación
Mundo LR

La expresidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez, encarcelada preventivamente durante cuatro meses por presuntos delitos de sedición, conspiración y terrorismo, será trasladada a la Clínica del Sur, debido “a su delicado estado de salud”, así lo autorizó este viernes un juez del Tribunal de La Paz.

En la audiencia de Acción de Libertad realizada de manera virtual el juzgado del Tribunal décimo de Sentencia autorizó que la expresidenta Áñez pueda salir del penal y sea trasladada a una clínica en el sur de La Paz para recibir atención médica por problemas de hipertensión.

Entre tanto, su hija Carolina Ribera se quedará como representante de su madre en la audiencia hasta su conclusión, informa El Deber.

El jueves 18 de marzo, Áñez se había declarado en huelga de hambre por un cuadro depresivo, según reveló la presidenta de la Asamblea de Derechos Humanos (APDHB), Amparo Carvajal, después de visitar a la expresidenta en la cárcel de mujeres de Obrajes, donde ingresó el lunes 15 de marzo.

Según relató Carvajal, “está en huelga de hambre”. “No quiere luchar. Tiene una depresión muy fuerte, profunda. Nadie pudo visitarla, ni sus familiares, solo su abogado”, recoge el diario local Los Tiempos.

Jeanine Áñez fue detenida en el departamento amazónico de Beni el sábado 15 de marzo y luego fue trasladada a La Paz a las celdas de la Fuerza Espacial de Lucha Contra el Crimen (Felcc). Foto: EFE

Denuncian problemas de salud

Carvajal ha visitado el establecimiento penitenciario junto a una delegación de la Defensoría del Pueblo tras la negativa de las autoridades de la prisión a autorizar la hospitalización de la expresidenta, cuyos familiares han denunciado que presenta problemas de hipertensión y depresión.

Por otra parte, la hija de la exmandataria, Carolina Ribera, permanece en “vigilia” fuera de la prisión, esperando que se le autorice visitar a la expresidenta, según detalla El Deber, donde también se han congregado simpatizantes de la exgobernante para exigir que sea trasladada a un centro médico.

Ribera también ha informado de que se reunirá con representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para exponer el caso de su madre. Desde la oposición han criticado duramente la detención de Jeanine Áñez y otros miembros de su gabinete al tildarlo de una detención política, mientras que el Gobierno ha reiterado que se están respetando todos los derechos de la exjefa de Estado.

Números de ayuda

Si usted, algún familiar o conocido suyo está atravesando por un momento difícil, siente que nada tiene sentido o no le encuentra salida a la situación por la que atraviesa, llame gratis en Perú al 0800-4-1212 (La voz amiga), 105 (PNP), 116 (Bomberos) o hable con alguien de confianza. Si está en otro país ingrese aquí (https://www.telefonodelaesperanza.org/)

Con información de Europa Press