LO ÚLTIMO - La lista de convocados para los partidos contra Colombia y Ecuador EN VIVO - Últimas noticias sobre derrame de petróleo que afecta al litoral

Justicia chilena ordena evaluar aborto a mujer tras anticonceptivos defectuosos

Se trató de una de las 111 chilenas que quedaron embarazadas por negligencia farmacológica. Corte de Apelaciones falló de manera unánime.

La institución volvió a autorizar la distribución de la marca Anulette CD una semana después de retirarla. Foto: Twitter
La institución volvió a autorizar la distribución de la marca Anulette CD una semana después de retirarla. Foto: Twitter
Agencia EFE

Este miércoles 17 de marzo, la Justicia de Chile ordenó a un centro de salud de Santiago evaluar la interrupción del embarazo de una mujer que resultó afectada por la entrega de anticonceptivos defectuosos en el sistema sanitario público. Se trató de una de las 111 chilenas que quedaron encinta por negligencia farmacológica.

En fallo unánime, la Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de San Miguel resolvió acoger el recurso de protección presentado ante el tribunal por el abogado de la joven al establecer un actuar ilegal y arbitrario del Centro de Salud Familiar (Cesfam) donde esta se atendía por no entregar una respuesta frente a la solicitud de aborto con la causal de riesgo de vida de la madre.

La mujer, a quien no se le comunicó sobre las fallas del anticonceptivo Anulette CD y notó su embarazo en octubre del año anterior, argumentó sufrir un importante daño psíquico producto de la situación en la que se encuentra.

Crisis de pánico, angustia, falta de apetito, desánimo y carencia de motivación fueron parte del cuadro de salud que la denunciante presentó tras no recibir respuesta del recinto de salud donde se atendía habitualmente, incluso llegó a presentar “ideaciones suicidas”, según el recurso presentado.

Con estos antecedentes, el tribunal resolvió que el Cesfam “ha incurrido en una omisión que no solo resulta caprichosa y por tanto arbitraria”, además de “ilegal”. En tanto, se negó el derecho a la mujer embarazada de solicitar la interrupción del proceso gestacional “en la medida que se constate la ocurrencia de los supuestos establecidos en la ley”.

Entre marzo y setiembre de 2020, el Instituto de Salud Pública (ISP), la máxima autoridad farmacológica en el país, alertó que ocho lotes de seis píldoras anticonceptivas distintas administrados en centros de salud públicos estaban defectuosos y ordenó su retiro del mercado.

Sin embargo, la institución volvió a autorizar la distribución de la marca Anulette CD una semana después de retirarla y señaló que las fallas eran visualmente detectables. Más de 100 mujeres denunciaron embarazos no deseados por culpa de este medicamento, según datos de Corporación Miles.