EN VIVO - Pleno debate proyectos para definir el futuro de los restos de Abimael Guzmán

López Obrador celebra anulación de condenas del expresidente Lula da Silva

La anulación de las condenas de cárcel de Lula, que en total sumaban casi 26 años, también le ha devuelto su derecho a postularse como candidato presidencial de Brasil en 2022.

Lula, quien fue presidente de Brasil de 2003 a 2010, recibió una condena por corrupción en 2017 por parte del juez Sergio Moro. Foto: composición LR / AFP
Lula, quien fue presidente de Brasil de 2003 a 2010, recibió una condena por corrupción en 2017 por parte del juez Sergio Moro. Foto: composición LR / AFP
Agencia EFE

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, celebró este viernes 12 de marzo la anulación de las condenas de cárcel que pesaban en contra del exmandatario brasileño y líder izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva.

“Celebro eso, que las autoridades de ese país hayan exonerado, hayan limpiado de culpa al expresidente Lula, y le deseo a él y a todos los dirigentes sociales políticos del mundo que salgan adelante, que no dejen de luchar por la igualdad”, declaró en su rueda de prensa diaria.

El mandatario izquierdista de México se sumó a otros líderes que se han solidarizado con Lula, como el papa Francisco, el presidente argentino Alberto Fernández, el expresidente boliviano Evo Morales y el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

La anulación de las condenas de Lula, que en total sumaban casi 26 años, también le ha devuelto al exmandatario sus derechos políticos, y abre la posibilidad de que sea nuevamente candidato a la Presidencia de Brasil en 2022, cuando el ultraderechista Jair Bolsonaro pretende reelegirse.

Lula, quien fue presidente de Brasil de 2003 a 2010, recibió una condena por corrupción en 2017 por parte del juez Sergio Moro, quien después fue ministro de Justicia y Seguridad Pública de Bolsonaro aunque renunció al cargo en abril de 2020.

Aunque López Obrador argumentó que la Constitución de México le impide pronunciarse sobre asuntos de otros países, aplaudió la liberación del brasileño.

“Sí creo que fue importante el que se liberara de culpa al expresidente Lula porque, según la información que tengo, la Justicia resolvió de que no tenía responsabilidad y estuvo preso, y pues enfrentó toda una campaña en su contra y en contra del movimiento que representaba”, manifestó.

López Obrador ha desestimado la política exterior.

Aun así, se ha acercado al presidente Alberto Fernández de Argentina, quien realizó una visita a México en febrero para promover un eje a favor de América Latina.

El mandatario mexicano también ofreció asilo político a Evo Morales en 2019 después de lo que consideró un “golpe de Estado” de los militares de ese país.

“Nosotros llevamos muy buena relación con todos los gobiernos del mundo y con todos los pueblos del mundo y sí nos interesa mucho el que haya democracia y justicia en América, en nuestro continente y en todo el universo, nos importa mucho la fraternidad universal”, dijo este viernes López Obrador.