MELGAR VS INTER - Cuadro arequipeño clasificó a las ‘semis’ de la Copa Sudamericana
Mundo

Expolicía que asesinó a George Floyd fue imputado con nuevo cargo

Derek Chauvin, quien mató al afroestadounidense en Minnesota tras asfixiarlo con su rodilla, fue acusado de asesinato en tercer grado.

El exagente fue grabado el 25 de mayo de 2020 por cámaras de seguridad y móviles de transeúntes mientras presionaba su rodilla 8 minutos y 46 segundos contra el cuello de Floyd. Foto: AFP
El exagente fue grabado el 25 de mayo de 2020 por cámaras de seguridad y móviles de transeúntes mientras presionaba su rodilla 8 minutos y 46 segundos contra el cuello de Floyd. Foto: AFP
Agencia EFE

El juez estadounidense Peter Cahill imputó al expolicía Derek Chauvin con un nuevo cargo, de asesinato en tercer grado, por la muerte de George Floyd, que desencadenó una ola de protestas y disturbios raciales en todo Estados Unidos.

Cahill, juez de distrito del condado de Hennepin, tomó esta decisión después de que el Tribunal Supremo estatal de Minnesota optara el miércoles 10 de marzo por no aceptar una apelación de la defensa de Chauvin frente a este nuevo cargo.

El último viernes, la Corte de Apelaciones de Minnesota resolvió que Cahill debía reconsiderar la acusación de asesinato en tercer grado, que fue rechazada en octubre.

Con esta nueva imputación, Chauvin afronta los cargos de asesinato en segundo y tercer grado, y de homicidio en segundo grado.

El exagente fue grabado el 25 de mayo de 2020 por cámaras de seguridad y móviles de transeúntes mientras presionaba su rodilla 8 minutos y 46 segundos contra el cuello de Floyd, quien se quejó de que no podía respirar y falleció asfixiado.

Con la admisión del tercer cargo el jurado tendrá en el futuro una nueva opción bajo la que condenar a Chauvin, si considera que sus acciones no suponen un asesinato en segundo grado.

De ser condenado por asesinato en segundo grado, el expolicía podría afrontar una pena de entre 11 y 15 años de prisión, aunque la máxima es de hasta 40 años; mientras que el cargo de asesinato por tercer grado puede suponerle 25 años en la cárcel y el de homicidio en segundo grado, 10 años, aunque normalmente solo se cumplen 5 años.