- Pedro Castillo calificó de "ilegal" allanamiento en Palacio
Mundo

Luis Almagro repudia “crímenes silenciosos” contra indígenas en Perú

“Las actividades ilegales en la Amazonia afectan a los derechos humanos y el medioambiente”, criticó Luis Almagro, quien apoyó al Ministerio del Ambiente de Perú en su investigación.

La etnia cacataibo ha exigido justicia ante los ataques que padecen en Perú. Foto: AFP
La etnia cacataibo ha exigido justicia ante los ataques que padecen en Perú. Foto: AFP
Mundo LR

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, rechazó la semana pasada el homicidio de indígenas en el Perú y lo calificó como “crímenes silenciosos”.

“Apoyamos al Ministerio del Ambiente en condena e investigación por crimen contra defensores indígenas medioambientales”, escribió Almagro el 2 de marzo en Twitter. “Los crímenes silenciosos contra ellos no deben quedar impunes”, señaló.

En un tuit, se refirió al asesinato de un líder indígena y un comunero defensor de derechos humanos de la etnia cacataibo en la región amazónica de Ucayali, presuntamente, a manos de bandas criminales dedicadas al narcotráfico y la invasión de tierras.

El pronunciamiento de Almagro sobre la situación de los cacataibo en Perú. Foto: captura de Twitter

“Las actividades ilegales en la Amazonia afectan a los derechos humanos y el medioambiente”, agregó el secretario general de la OEA.

Herasmo García Grau, un líder de 28 años de la comunidad indígena Sinchi Roca, en la provincia del Padre Abad, en el departamento de Ucayali, fue secuestrado el pasado jueves 25 de febrero. Al día siguiente, “apareció cruelmente asesinado”.

Cuatro días antes de la muerte de García Grau asesinaron a Yenes Ríos Bonsano, miembro de la comunidad nativa de Puerto Nuevo, en la provincia de Coronel Portillo, vecina de Padre Abad.

“Solo nos queda la justicia indígena”, repite Herlín Odicio, el líder del pueblo cacataibo, harto de la impunidad con la que sus “hermanos” son asesinados por plantar cara al narcotráfico y a la tala ilegal en sus territorios de la Amazonía peruana.

Lazy loaded component

En menos de un año, han sido asesinados en la misma área cuatro cacataibo y otros dos indígenas de etnia ashninka por enfrentar la asfixiante invasión de sus comunidades nativas, aunque Odicio aseguró en una entrevista a EFE que este fenómeno viene de tiempo atrás.

Hace años que los cacataibos son asesinados, pero nunca lo habían denunciado hasta que Odicio se hizo cargo de la Federación Nativa de Comunidades Cacataibo (Fenacoca), una organización que agrupa a nueve comunidades donde viven unos 10.000 nativos sobre los ríos Aguaytía, Zúngaroyacu y San Alejandro.

Esta zona entre las regiones de Huánuco y Ucayali, situadas en el centro peruano, se ha vuelto en los últimos años uno de los principales núcleos de la tala ilegal y del narcotráfico para producir y exportar cocaína, de la que Perú es el segundo productor mundial, solo por detrás de Colombia.

Con información de EFE