Alemania pagará 2.400 millones de euros por el abandono de energía nuclear

Mundo LR

Quedan seis plantas nucleares activas en Alemania de las 17 que funcionaban antes del anuncio de Merkel. Ocho de ellas fueron desconectadas en 2011, tras el desastre en Japón. Foto: composición/AFP
Quedan seis plantas nucleares activas en Alemania de las 17 que funcionaban antes del anuncio de Merkel. Ocho de ellas fueron desconectadas en 2011, tras el desastre en Japón. Foto: composición/AFP

Las plantas de energía nuclear deberán cerrar en 2022. La administración Merkel también compensará con 4.350 millones de euros a los productores de carbón previstos a clausurar antes de 2038.

Publicidad

Tras la catástrofe de Fukushima en 2011, Alemania decidió eliminar gradualmente el uso de la energía nuclear para finales de 2022. También señaló que cerrará las plantas de carbón antes de 2038, con miras a la política de sostenibilidad y energías limpias en el que está encaminado gran parte de Europa.

Como muestra del avance de dicha decisión, anunciaron en la víspera una indemnización por 2.400 millones de euros (2.850 millones dólares) a los grupos energéticos que se vean afectados por el abandono de la producción nuclear.

“El Gobierno pagará una compensación de 2.428 millones de euros” a los operadores EON, RWE, Vattenfall y EnBW de plantas de energía nuclear alemanas que se cerrarán a fines de 2022, según se lee en comunicado oficial.

Este acuerdo pretende resolver definitivamente la cuestión de la compensación a las empresas en disputa por los cierres progresivos de todos los reactores del país.

Según el Gobierno, las compañías se comprometieron a “retirar todos los procedimientos judiciales en curso y a abstenerse de emprender acciones contra el régimen de indemnización”.

Cuando Ángela Merkel dijo que cerrará la producción nuclear, se inició una batalla judicial entre el Gobierno y los operadores alemanes, que se consideraban perjudicados por esta decisión.

Un tribunal constitucional, finalmente, decidió en 2016 un veredicto contra el Estado, por lo que exigió a Berlín que indemnice a las compañías afectadas.

Quedan seis centrales nucleares activas en Alemania contra 17 que funcionaban antes del anuncio de Merkel. Ocho de ellas fueron desconectadas en 2011, tras el desastre japonés.

En cuanto al abondo del uso de carbón, firmaron un acuerdo similar de indemnización para los productores, que asciende a 4.350 millones de euros (5.200 millones de dólares).

No obstante, la Comisión Europea anunció el martes el inicio de una investigación en profundidad sobre este mecanismo, con el fin de determinar si “la medida está en línea con las normas europeas sobre ayudas estatales”.

Con información de AFP