Estafadores ofrecen 1.000 millones de vacunas contra COVID-19 en la UE

Mundo LR

Funcionarios de la Comisión Europea expresaron su preocupación por los millones de “vacunas fantasma” ofrecidas a varios integrantes del bloque. Foto: AFP
Funcionarios de la Comisión Europea expresaron su preocupación por los millones de “vacunas fantasma” ofrecidas a varios integrantes del bloque. Foto: AFP

La Oficina Europea de Lucha contra el Fraude señaló que a menudo estos intermediarios exigen pagos por adelantado y no proporcionan detalles de la entrega.

En medio de la exigencia de acelerar las campañas de inmunización, varias naciones de la Unión Europea (UE) han recibido una serie de ofertas fraudulentas de 1.000 millones de vacunas contra el SARS-CoV-2, advirtió recientemente la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF, por su sigla en francés).

En diálogo con la agencia Reuters, Ville Itala, titular de la entidad, explicó que estos dudosos intermediarios suelen pedir pagos por adelantado y no facilitar detalles de la entrega. “Envían una oferta que no es real”, afirmó.

Se calcula que el monto total de las propuestas engañosas asciende a unos 16.000 millones de dólares (equivalente a 61.000 millones de soles).

A mediados de febrero, la OLAF comunicó que estaban comenzando a recibir reportes de muchos gobiernos a los que ofrecieron supuestas vacunas contra el coronavirus. “Son engaños organizados para estafar a las autoridades nacionales que buscan acelerar el ritmo de la vacunación para mantener seguros a sus ciudadanos. (A los responsables) hay que detenerlos lo antes posible”, recalcó el organismo.

Anteriormente, funcionarios de la Comisión Europea expresaron su preocupación por los millones de “vacunas fantasma” ofertadas a varios integrantes del bloque, lo que causó que se encendieran las alertas en la UE. Una gran parte de las denuncias son por vendedores que garantizan supuestos inoculantes de la farmacéutica AstraZeneca.

El jefe de la OLAF manifestó que esta situación puede tener consecuencias más allá de los daños económicos a los diferentes países. “También hay otro aspecto, que es la confianza de la gente. Por eso, es importante ahora prevenirlo, para que las personas puedan confiar en que, si van a vacunarse, será con los fármacos reales”, añadió.

Hasta el momento no se ha corroborado un ingreso de dosis adulteradas en Europa, la OLAF está trabajando con otras instituciones y compañías farmacéuticas para dar con el paradero de los sospechosos.

El incremento del riesgo de estafa se une a los inconvenientes del proceso de inmunización de la UE, que se ha visto perjudicada por recortes en las entregas de vacunas prometidas, su distribución y la desconfianza de la población.