Ministro de Salud de Ecuador renuncia tras escándalo

Vacunagate. Juan Carlos Zevallos es acusado de gestionar dosis para personas que no forman parte los grupos que enfrentan la pandemia del coronavirus.

Reclamos. Opinión pública criticó en los últimos días las demoras y deficiencias generadas en el plan de vacunación nacional. Foto: Ministerio de Salud de Ecuador.
Reclamos. Opinión pública criticó en los últimos días las demoras y deficiencias generadas en el plan de vacunación nacional. Foto: Ministerio de Salud de Ecuador.
Agencia AFP

El ministro de Salud de Ecuador, Juan Carlos Zevallos, renunció al cargo el viernes, anunció el presidente Lenín Moreno en medio de un escándalo por el suministro de la vacuna anticovid a personajes alejados de la lucha contra la enfermedad.

“Hay quienes solo ven errores. Respeto esa opinión. Yo prefiero recordar al ministro que aceptó la difícil tarea de conducir la salud del país en la peor crisis sanitaria que vive Ecuador y el mundo, y que con trabajo y sacrificio ayudó a salvar cientos de miles de vidas”, dijo el mandatario por Twitter.

En una carta divulgada por el gobernante al pie de su mensaje, Zevallos presentó su renuncia irrevocable al puesto que ocupaba desde hace once meses “dada la situación política actual, y con el fin de posibilitar la continuidad” del plan de vacunación, que se inició en enero.

La administración de Moreno enfrenta fuertes cuestionamientos por la demora en la importación de la vacuna.

“El país requiere que el gobierno nacional responda frente a la incompetencia que ha demostrado para enfrentar la crisis sanitaria”, expresó la Defensoría del Pueblo en un comunicado.

Zevallos, un médico y catedrático que asumió en lo peor de la pandemia en Ecuador, es indagado por un supuesto tráfico de influencias luego de que varios de sus familiares, incluida su madre de 87 años, fueran vacunados con las primeras dosis importadas por el gobierno.

La Fiscalía abrió la investigación ante denuncias de diversos sectores.

Cercanos

Desde enero, Ecuador ha recibido casi 42.000 dosis del dúo estadounidense-alemán Pfizer-BioNTech para inmunizar a personal médico de primera línea, así como de residencias de ancianos, de acuerdo al plan del gobierno, que asumió de manera exclusiva la compra de la vacuna.

Zevallos, quien además puede ser llamado a juicio político por la Asamblea Nacional, admitió que a “varios” de sus allegados les fue suministrada la dosis, desatando críticas incluso de personal médico.

La Defensoría del Pueblo dijo que espera que Moreno designe “a una persona preparada y honesta” como nuevo ministro de Salud y que se mantendrá vigilante de que Zevallos “responda penalmente por el tráfico de influencias y brinde las disculpas públicas” por su “ineficiencia”.

Las críticas arreciaron al salir a la luz que académicos y veteranos políticos, periodistas y dirigentes deportivos también fueron tomados en cuenta para la vacunación de forma exclusiva, salteándose el orden establecido. Zevallos señaló que la lista “es confidencial”.

Una funcionaria administrativa de la seguridad social fue destituida por ser de las primeras personas en ser inmunizada.

Por Twitter, Moreno aclaró: “NO han recibido la vacuna: Mi padre (94 años, mi mamacita falleció hace mucho), mis hijas, yernos, nietos, hermanos, suegra (88 años, mi suegro falleció), consuegros, hermanos políticos”.

Corrupción en la historia

Antonio Camborda - Internacionalista

El problema de la corrupción en el Perú y las excolonias españolas en América Latina es muy antiguo y está explicado en el libro Government and Society in Colonial Peru, de JR Fisher, quien dice que la creación de las intendencias dio lugar a que se generara la corrupción en el Perú.

En la colonia española de Lima, de Río de la Plata, de Nueva Granada, de México, en la capitanía de Chile y todos los territorios dominados por los españoles, estas intendencias eran manejadas por criollos que vieron la forma de ‘sacarle la vuelta’ a la Corona española, porque cobraban los impuestos, pero no los hacían llegar en su totalidad ni al virrey y menos a la Corona, porque los intendentes se quedaban con una parte con el pretexto de que eran gastos administrativos.