Argentina: cura afirma que se vacunó antes para continuar su labor pastoral

El sacerdote de 51 años recibió la primera inyección en enero, mes en el que las dosis estaban dirigidas únicamente a inmunizar al personal médico.

El cura indicó que luego de recibir la dosis continuó con sus labores espirituales en el Hospital Antranik Eurnekian. Foto: Clarín
El cura indicó que luego de recibir la dosis continuó con sus labores espirituales en el Hospital Antranik Eurnekian. Foto: Clarín
Mundo LR

Gabriel Coon, un cura argentino de la ciudad bonaerense de Ezeiza, aseguró que fue vacunado contra la COVID-19, a pesar de no ser parte de los grupos prioritarios o población en riesgo, para continuar con sus tareas pastorales en el Hospital Antranik Eurnekian.

“En el mes de enero del 2021 fui vacunado en el Hospital de Ezeiza, lo que me permitió continuar con mi tarea y evitar a las personas a las que debía auxiliar el riesgo de la enfermedad”, aseguró Coon en una publicación en el fanpage de la parroquia Nuestra Señora del Valle, recinto el cual preside.

No obstante, el sacerdote tiene 51 años y, según las fases de prioridad establecidas por el Gobierno argentino, no se le debió aplicar la dosis Sputnik V contra el SARS-CoV-2 debido a que en enero las vacunas estaban dirigidas a inmunizar únicamente al personal médico. Asimismo, en la actual etapa de inoculación los grupos a vacunar son agentes de seguridad, docentes y adultos mayores.

El cura sostuvo que no cree haber ocupado el lugar de nadie debido a que “continuó acompañando y ayudando a los equipos sanitarios en la zona, con el objetivo de auxiliar espiritualmente a todos los enfermos y necesitados”.

“Corresponde a mi tarea visitar a los fieles, reconfortar a enfermos y familia y sobre todo, brindar los últimos auxilios espirituales a las personas que están en etapas terminales. Especialmente a los enfermos de la COVID-19 en el hospital”, añadió Coon.

La declaración del sacerdote tiene lugar un día después de que el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea, indicó que “vivimos perplejos por la politización de la vacuna”, en referencia a la vacunación irregular de funcionarios del Gobierno y personas relacionadas a la política, los cuales accedieron a la dosis por invitación del exministro de Salud del país.