Finlandia violó derechos de familia LGTBI al rechazar solicitud de asilo

Mundo LR

larepublica_pe

21 Feb 2021 | 16:33 h
Los Estados deben garantizar el interés superior de las y los menores en el contexto de los procedimientos de asilo, según la ONG ILGA. Foto: Getty Images vía AFP
Los Estados deben garantizar el interés superior de las y los menores en el contexto de los procedimientos de asilo, según la ONG ILGA. Foto: Getty Images vía AFP

La ONU determinó que Finlandia no tuvo en cuenta los derechos del hijo de una pareja de lesbianas provenientes de Rusia, país que penaliza la diversidad sexual, al denegarle el asilo.

El Comité de los Derechos del Niño de la ONU determinó que Finlandia no consideró los derechos del hijo de una pareja de mujeres lesbianas al rechazar su solicitud de asilo, ni lo protegió contra un riesgo real del daño irreparable cuando la familia no tuvo otra opción que regresar a Rusia.

“Este es el primer caso relacionado con el asilo que afecta a un niño que se enfrenta a riesgos específicos por la orientación sexual de sus madres, y por la familia que forman juntes”, dijo Kseniya Kirichenko, coordinadora de Programas de ILGA Mundo.

“Esta es también la primera vez que el Comité de los Derechos del Niño de la ONU toma una decisión sobre cuestiones de orientación sexual, y el primer caso sobre niños en familias del mismo sexo en la práctica de los órganos de tratados en general”, señaló.

En Rusia, menos de la mitad de la población cree que las personas LGTBI+ deban tener los mismos derechos que las heterosexuales. Foto: GLR

La decisión del comité se refería a una solicitud presentada en nombre de A. B., que ahora tiene 11 años, y que huyó de Rusia junto con sus madres luego de que la familia se enfrentara a acoso y amenazas por la orientación sexual de la pareja. Asimismo, el menor también empezó a sufrir hostigamiento y aislamiento en la escuela.

Eran los años en que algunas regiones de Rusia habían empezado a introducir las mal llamadas “leyes antipropaganda”, que contribuyeron a crear un entorno cada vez más hostil contra las personas de orientaciones sexuales, identidades y expresiones de género diversas. La legislación que prohíbe “promover las relaciones sexuales no tradicionales” fue adoptada en 2013 a nivel nacional.

Al temer por su seguridad, la familia huyó a Finlandia, donde el niño empezó a ir a la escuela y ya no tuvo que vivir con el temor de hablar con cualquiera sobre su familia. Sin embargo, este país rechazó su solicitud de asilo. Las autoridades reconocieron las experiencias pasadas de amenazas, acoso y discriminación; no obstante, concluyeron que no podían considerarse constitutivas de persecución.

A la familia no le quedó más remedio que regresar a Rusia. Sin embargo, la denuncia contra Finlandia llegó a las Naciones Unidas, donde en febrero de 2021 el Comité de los Derechos del Niño concluyó que Finlandia “no tuvo adecuadamente en cuenta el interés superior del niño como consideración primordial al evaluar la solicitud de asilo del autor basada en la orientación sexual de su madres, ni lo protegió contra un riesgo real de daño irreparable en caso de devolución a la federación rusa”.

“Esta es una decisión importante, que establece las normas necesarias para la protección de les niñes de las familias LGBTI que están en mayor riesgo de discriminación, especialmente en países como Rusia, donde las personas LGBTI se enfrentan a la estigmatización y las hostilidades en su vida cotidiana”, dijo Arpi Avetisyan, jefa de Litigios de ILGA-Europe.

En ese sentido, añadió que los Estados deben garantizar el interés superior de las y los menores en el contexto de los procedimientos de asilo, y que no se les discrimine por la orientación sexual de su familiares.