ALERTA - Congreso no admite a debate moción de vacancia contra Pedro Castillo

Explota camión que transportaba oxígeno donado de Argentina a Bolivia

El camión estaba siendo trasladado hacia Cochambamba, para pacientes con COVID-19. Dos argentinos que transportaban la carga fallecieron.

La Republica
Los cuerpos de los transportistas quedaron totalmente calcinados tras la explosión del camión. Foto: composición El País de Tajira / La Nación
Agencia AFP

El presidente de Bolivia, Luis Arce, expresó este domingo su pesar por un accidente ocurrido en el sur del país, donde fallecieron dos ciudadanos de Argentina, que transportaban un camión cisterna con oxígeno medicinal, donado por el Estado vecino a los pacientes con COVID-19.

“Estamos muy afectados por el trágico accidente que dejó a dos personas fallecidas en una carretera boliviana, mientras trasladaban una donación de oxígeno de Argentina a nuestro país en una cisterna. Nuestras más sentidas condolencias a sus familiares”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

El camión cisterna volcó el sábado 13 de febrero en la localidad de Cieneguillas, en la carretera que une los departamentos de Tarija y Potosí, en el sur de Bolivia. Sus dos ocupantes murieron carbonizados, informó en un comunicado la empresa Cascia, propietaria del motorizado.

Los ministros de Relaciones Exteriores de Argentina y Bolivia habían coordinado “el contacto comercial entre las empresas de ambos países para la provisión de 9,48 toneladas de oxígeno líquido para enfrentar la pandemia”, explicó en Twitter, Benjamín Blanco, Viceministro de Comercio Exterior de Bolivia.

Lazy loaded component

La misma autoridad confirmó que el accidente “costó la vida de ciudadanos argentinos”. Mientras que Cascia precisó que el camión cisterna con oxígeno se dirigía al departamento de Cochabamba (centro).

La afinidad política entre los gobiernos de Bolivia y Argentina permitió que en enero pasado llegará al país andino un primer lote de la vacuna rusa Sputnik V que se aplicó al personal de salud.

Con 11 millones de habitantes, Bolivia registra 236.000 casos de COVID-19 y supera los 11.000 fallecidos.