ONPE - Cómo elegir tu local de votación para las elecciones municipales y regionales

Biden ordena sanciones contra los militares del golpe de Estado en Birmania

Las sanciones incluyen el bloqueo de activos de las Fuerzas Armadas de Birmania en Estados Unidos por un valor de 1.000 millones de dólares.

El Ejército de Birmania dio el 1 de febrero un golpe de Estado y declaró el estado de emergencia durante un año tras detener a los principales dirigentes del país. Foto: AFP
El Ejército de Birmania dio el 1 de febrero un golpe de Estado y declaró el estado de emergencia durante un año tras detener a los principales dirigentes del país. Foto: AFP
Mundo LR

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, anunció este miércoles una serie de sanciones contra los militares que perpetraron el golpe de Estado en Birmania y exigió la liberación “inmediata” de la líder Aung San Suu Kyi, quien permanece detenida desde la toma del poder por parte del Ejército.

“He aprobado un nuevo decreto que nos habilita a sancionar inmediatamente a los líderes militares que lideraron el golpe, a sus intereses económicos al igual que los de sus familiares cercanos. Además de imponer fuertes controles de exportación”, expresó Biden.

Las sanciones incluyen el bloqueo de activos de las Fuerzas Armadas de Birmania en Estados Unidos por un valor de 1.000 millones de dólares, aunque ha garantizado que su Administración “continuará apoyando la atención médica, a los grupos civiles y otras áreas que benefician directamente al pueblo birmano”.

“Hoy vuelvo a exhortar a las Fuerzas armadas de Birmania a liberar inmediatamente a los líderes políticos democráticos y los activistas que están detenidos, incluyendo a Aung San Suu Kyi y también a Win Myint, el presidente. Los militares deben entregar el poder”, agregó Biden.

El Ejército de Birmania dio el 1 de febrero un golpe de Estado y declaró el estado de emergencia durante un año tras detener a los principales dirigentes del país. Las Fuerzas Armadas denunciaron supuestas irregularidades en las elecciones generales del pasado noviembre.

En los últimos días, miles de manifestantes salieron a las calles del país, pidiendo la liberación de los detenidos, el fin de la dictadura y la abolición de la Constitución de 2008. Alrededor de 190 personas fueron detenidas, según las ONG que ayudan a presos políticos.

El golpe de Estado fue condenado por Estados Unidos, la Unión Europea, el Reino Unido y muchos otros países. Nueva Zelanda suspendió sus relaciones militares y políticos con Birmania, convirtiéndose en el primer país en mostrar su rechazo.