Reino Unido: hasta 10 años de cárcel si ocultan visita a países de riesgo

Las autoridades tienen a 33 países dentro de una lista de zonas de riesgo, en su mayoría de África y de América Latina.

Las autoridades sanitarias británicas tenían confirmados hasta el martes 9 de febrero casi cuatro millones de casos de COVID-19. Foto: EFE
Las autoridades sanitarias británicas tenían confirmados hasta el martes 9 de febrero casi cuatro millones de casos de COVID-19. Foto: EFE
Agencia  Europa Press

En Reino Unido se castigará con penas de hasta diez años de cárcel a quienes oculten que han visitado uno de los más de 30 países incluidos en la “lista negra” por la prevalencia del coronavirus, dentro de una serie de medidas que plantean también cuarentenas en hoteles pagadas por el propio viajero.

El ministro de Sanidad, Matt Hancock, fue el encargado de anunciar ante la Cámara de los Comunes los detalles de unas restricciones que ya se habían adelantado en enero, después de que Reino Unido registrase los peores datos de contagio de toda la pandemia.

Londres mantiene a 33 países dentro de una lista de zonas de riesgo, en su mayoría de África y América Latina, pero también uno de la Unión Europea, Portugal. Quienes hayan pasado por alguno de estos países deben incluirlo dentro de un formulario, so pena de cárcel en caso de mentir.

Una vez en Inglaterra, y a partir del lunes, los viajeros que lleguen de esas áreas de riesgo deberán guardar diez días de cuarentena en una serie de hoteles habilitados expresamente por el Gobierno. Deberán pagar 1.750 libras (casi 2.000 euros) por la estancia y, si no acatan el aislamiento, se enfrentarán a multas que pueden alcanzar las 10.000 libras (11.400 euros).

Más de 12.000 contagios y 1.000 muertes

Hancock también ha confirmado un nuevo sistema de pruebas, según el cual al test negativo que los visitantes deberán presentar antes de entrar en territorio británico se unirán otros dos más a lo largo del proceso de cuarentena, en el segundo y el octavo día.

El titular de Sanidad ha defendido las medidas, señalando que quienes no las cumplen “están poniendo a todos en riesgo” y emplazando también a las empresas de transporte a asegurarse de que sus pasajeros están al tanto de la nueva normativa y se arriesgan a “fuertes multas” en caso de incumplirla.

Las autoridades sanitarias británicas tenían confirmados hasta el martes 9 de febrero casi cuatro millones de casos de COVID-19 (3.972.148), de los cuales 12.364 han sido incluidos en los balances oficiales del Ministerio de Sanidad en las últimas 24 horas.

La cifra diaria de fallecidos ha vuelto a superar el millar (en concreto, 1.052), y ya son 113.850 quienes han perdido la vida tras dar positivo en las pruebas, si bien el coronavirus parece citado en más de 121.000 certificados de defunción.