ONPE - Cómo elegir tu local de votación para las elecciones municipales y regionales

Estados Unidos abre investigación judicial contra el presidente de Honduras

En el documento presentado por la corte en el caso del presunto narcotraficante Geovanny Fuentes, los fiscales estadounidenses reconocieron que Hernández es objeto de una investigación.

De acuerdo con los fiscales estadounidenses, el presidente protegía a Fuentes Ramírez a cambio de sobornos. Foto: AFP
De acuerdo con los fiscales estadounidenses, el presidente protegía a Fuentes Ramírez a cambio de sobornos. Foto: AFP
Mundo LR

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, es el centro de una investigación abierta por la Corte del Distrito Sur de Nueva York, en Estados Unidos, de acuerdo con información de la agencia Reuters. Dicho proceso aumenta la presión sobre el mandatario al que fiscales estadounidenses ya han acusado de participar en el tráfico de drogas en su país.

Según documentos judiciales presentados en la Corte, tanto Hernández como otros “funcionarios de alto rango” se encuentran siendo investigados por las autoridades, conforme admitieron fiscales durante el desarrollo del caso del presunto narcotraficante Geovanny Fuentes Ramírez.

El escrito no precisa por qué se está indagando al mandatario hondureño, pero se conoce después que, en enero, Hernández fuera señalado por fiscales de Estados Unidos de supuestamente proteger a Fuentes Ramírez a cambio de coimas.

En esa ocasión, afirmaron que el jefe de Estado centroamericano “aceptó millones de dólares en ganancias del tráfico de drogas y, a cambio, prometió a los narcotraficantes protección”.

Estas acusaciones vienen desde marzo de 2020, cuando un fiscal de Nueva York y un agente especial de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) apuntaron contra Hernández, pocos días después del arresto de Fuentes Ramírez en el Aeropuerto Internacional de Miami.

Para los fiscales del país norteamericano, Hernández y el presunto narcotraficante mantuvieron encuentros en 2013 —aun siendo diputado— y 2014, en las que se acordaron los sobornos para que el presidente hondureño aceptase trasladar incluso a las Fuerzas Armadas de Honduras, en aras de proteger los negocios ilegales con estupefacientes.

La máxima autoridad de Honduras no es el único alto funcionario de su nación que las autoridades legales estadounidenses asocian con el comercio de sustancias tóxicas, su hermano y exparlamentario Juan Antonio ‘Tony’ Hernández fue declarado culpable de narcotráfico en Estados Unidos en octubre de 2019.

En su proceso judicial también se señaló al mandatario como presunto perceptor de un millón de dólares, proveniente de las ventas ilícitos del narco mexicano Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

Posteriormente, en abril de 2020, la Corte del Distrito Sur de Nueva York acusó de narcotráfico y delitos con armas al exdirector de la Policía Nacional de Honduras Juan Carlos Bonilla Valladares, alias ‘El Tigre Bonilla’. Su caso tendría conexión con el de ‘Tony’ Hernández.

Hernández siempre ha negado las acusaciones en su contra, asegurando que las argumentaciones provenientes de narcotraficantes confesos, en las que se basa el grueso de la información compilada por las autoridades estadounidenses, no son aceptables.

En enero sostuvo que quienes confesaron “buscan venganza” contra él dado que su gestión “ha sido reconocida como socio de confianza y efectividad por los países aliados en la lucha antinarcotráfico”.

LR PODCAST: Escucha el último episodio de Vuelta al Mundo

Lazy loaded component