LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Mundo

Sobrevivió a un tumor cerebral, dos sepsis, dos meningitis y al coronavirus

Fue “un año en el infierno”, dijo Nathan Cummings, un joven inglés de 24 años. “Curiosamente, superé el coronavirus sin demasiados problemas”, agregó.

La Republica
Nathan “no entiende” por qué ha sufrido tantas enfermedades, pero insta a las personas a “nunca darse por vencidas”. Foto: Anna Hale / Captura de SWNS
Mundo LR

Nathan Cummings, un residente de la ciudad de Blackpool (Inglaterra), estuvo al borde de la muerte en varias ocasiones a lo largo del 2019, pero logró sobrevivir milagrosamente. Según un informe publicado en Daily Star el jueves 4 de febrero, este joven inglés padeció un tumor cerebral, dos sepsis, dos meningitis y el nuevo coronavirus.

“Curiosamente, la COVID-19 fue lo único que superé sin demasiados problemas”, dijo Cummings al diario británico. Su diagnóstico inicial fue develado en octubre de 2019. En ese entonces, se desmayó en el trabajo y fue trasladado al hospital, donde le descubrieron un tumor maligno en el cerebro del tamaño de una pelota de ping pong.

Cummings fue sometido a una cirugía y los médicos lograron extirpar el 95% de la protuberancia. Antes de la intervención, le habían advirtido a su familia que, si sobrevivía, quedaría paralizado y perdería el habla.

El procedimiento finalmente duró ocho horas y, pese a los riesgos que entrañaba, Nathan ya caminaba a los dos días para sorpresa de los médicos. Al poco tiempo, el 30 de diciembre del mismo año, una meningitis (inflamación del tejido delgado que rodea el cerebro y la médula espina) lo devolvió a emergencia otra vez. Asimismo, entre enero y marzo de 2020, Cummings sufrió de sepsis en dos ocasiones.

Tras someterse a 30 radioterapias, cinco días a la semana, y a dos quimioterapias, ahora debe someterse a exámenes cada tres meses para comprobar que el tumor no ha reaparecido. El joven “no entiende” por qué ha sufrido tantas enfermedades, incluida la COVID-19, pero ha aprovechado su caso para invitar a las personas a “nunca darse por vencidas”.

“Ha sido un verdadero año en el infierno, luchando contra el cáncer, la quimioterapia, la meningitis, la sepsis: una experiencia bastante aterradora”, comentó el Nathan Cummings.

Con información de RT.