ALERTA - Ana Estrada tras decisión judicial: Me están diciendo que soy dueña de mi cuerpo, mis decisiones y mi vida

Ofrecen casi $ 1 millón a científicos que prueben vida después de la muerte

Mundo LR

larepublica_pe

26 Ene 2021 | 15:10 h
Los participantes deberán inscribirse hasta el 28 de febrero y presentar sus investigaciones antes del 1 de agosto. Foto: The New York Times
Los participantes deberán inscribirse hasta el 28 de febrero y presentar sus investigaciones antes del 1 de agosto. Foto: The New York Times

El magnate Robert Bigelow es quien pagará el dinero. Él comenzó a interesarse en la conciencia después de la muerte de su hijo, nieto y esposa.

Un multimillonario estadounidense, específicamente de Las Vegas, ofreció casi un millón de dólares a tres científicos que prueben que la conciencia humana es capaz de sobrevivir después de la muerte corporal.

Cuatro meses después del fallecimiento de su esposa (junio 2020), a causa de una enfermedad de la médula ósea y la leucemia, Robert Thomas Bigelow fundó el Instituto Bigelow de Estudios de la Conciencia para apoyar la investigación sobre lo que podría suceder después de la muerte, reseñó The New York Times.

Por ello, el magnate abrió una convocatoria en la que los ganadores del primer, segundo y tercer lugar se llevarán como premios las sumas de 500.000, 300.000 y 150.000 dólares.

Los participantes, con una experiencia de al menos cinco años, tendrán hasta el 28 de febrero para inscribirse.

Las presentaciones, con un límite de 25.000 palabras, deberán enviarse antes del 1 de agosto para ser evaluadas por un panel de especialistas y el jurado anunciará a los ganadores el 1 de noviembre.

Bigelow dijo que tenía una idea de cuál podría ser la mejor evidencia, pero que “sería perjudicial decirlo”.

Bigelow y la conciencia

El interés de los Bigelow por la conciencia creció después de la muerte por suicidio de su hijo de 24 años en 1992. Su nieto, de 20 años, se quitó la vida en 2011.

En busca del consuelo, la familia acudió a varias sesiones con el famoso médium George Anderson, quien no logró conectarse con su hijo.

Tras encontrar a pocos investigadores en 1997, la pareja donó 3,7 millones de dólares a la Cátedra Bigelow de Estudios de la Conciencia en la Universidad de Nevada y luego decidió cerrar el programa.

“Lamentablemente no pudimos avanzar lo suficiente en los aspectos de la investigación”, dijo.