Variante británica del coronavirus puede estar asociada a una mayor mortalidad, dice Johnson

Mundo LR

larepublica_pe

22 Ene 2021 | 12:51 h
Boris Johnson durante una conferencia de prensa este viernes en la cual habló sobre la nueva variante del coronavirus. Foto: AFP
Boris Johnson durante una conferencia de prensa este viernes en la cual habló sobre la nueva variante del coronavirus. Foto: AFP

“Ahora también parece haber algunos indicios de que la nueva variante puede estar asociada a una mayor mortalidad”, afirmó el primer ministro del Reino Unido.

El primer ministro británico, Boris Johnson, aseveró este viernes 22 de enero que hay “evidencias” de que la variante del coronavirus SARS-CoV-2, detectada por primera vez en el Reino Unido, “está asociada a un mayor nivel de mortalidad”, informaron medios locales.

Previamente ya se había asegurado que la B.1.1.7, como fue denominada esta modalidad del virus, es más contagiosa que la cepa original de Wuhan (China). No obstante, en conferencia de prensa ahora el líder conservador apuntó a una mayor mortalidad.

“Ahora también parece haber algunos indicios de que la nueva variante, la que se identificó por primera vez en Londres y el sureste (de Inglaterra), puede estar asociada a una mayor mortalidad”, aseguró.

El impacto de la nueva variante, que se ha impuesto en suelo británico, ha “sometido a una mayor presión” el sistema de salud público de las islas, confesó el primer ministro.

Lazy loaded component

Por los momentos falta que se publiquen estudios que lo corroboren. Antes múltiples científicos habían expresado su temor sobre el nuevo linaje del coronavirus, empero el propio político señaló que las vacunas administradas en Reino Unido son efectivas contra la B.1.1.7.

En la rueda de prensa estuvo el principal consejero científico del ejecutivo, Patrick Vallance, quien sostuvo que “hay mucha incertidumbre en torno a estas cifras”, reseñó AFP.

Se refería al cambio en las estadísticas: en el caso de un hombre de unos 60 años, la mortalidad en el país era anteriormente de 10 pacientes por 1.000 enfermos y actualmente estaría entre 13 y 14 por 1.000.

En esta jornada Reino Unido sumó otros 40.261 casos positivos y perdieron la vida 1.401 personas a causa de la COVID-19. Ya tienen casi 3,6 millones de contagios y 96.000 decesos, en una situación que ha llevado al límite la capacidad del Servicio Nacional de Salud (NHS, por su sigla en inglés).

“Es más importante que nunca que estemos atentos al seguir las reglas y que nos quedemos en casa, protejamos el NHS y, por lo tanto, salvemos vidas”, pidió Boris Johnson.