VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización para jóvenes de 25 años a más

Bolivia contabiliza 2.655 casos de COVID-19 y registra nuevo récord

El Gobierno boliviano descarta establecer cuarentena estricta; sin embargo, algunas autoridades regionales han optado por suspender actividades relacionadas al carnaval para evitar la propagación del virus.

Bolivia registra 193.745 casos confirmados de COVID-19 hasta la fecha, según autoridades sanitarias. Foto: AFP
Bolivia registra 193.745 casos confirmados de COVID-19 hasta la fecha, según autoridades sanitarias. Foto: AFP
Agencia EFE

Bolivia volvió a batir este miércoles su récord diario de contagios de COVID-19, con lo que se acerca a los 200.000 casos positivos acumulados desde marzo de 2020.

Los últimos datos del Ministerio de Salud dan cuenta de 2.655 nuevos contagios, lo que eleva a 193.745 los casos confirmados, con una curva que muestra un marcado ascenso de positivos desde hace días en este país, de unos 11 millones y medio de habitantes.

El anterior récord de casos diarios ocurrió el pasado 15 de enero, cuando se registraron 2.573 contagios de la enfermedad.

Los nuevos decesos registrados en esta jornada fueron 42, por lo que los fallecidos ascienden a 9.764 desde marzo pasado, cuando se detectó la enfermedad en el país por primera vez. Santa Cruz, La Paz y Cochabamba, las tres principales regiones bolivianas, son las más afectadas por la pandemia, con 1.158, 513 y 225 nuevos positivos, respectivamente.

Los nuevos casos confirmados en las otras seis regiones oscilan entre 37 y 196, según el reporte oficial.

Bolivia se encuentra desde hace unas semanas en una segunda ola de contagios del nuevo coronavirus, con reportes que superan los 2.000 casos por día, algo que no ocurría desde julio y agosto del año pasado.

Las autoridades nacionales atribuyen el incremento de casos a la aplicación de pruebas masivas para detectar tempranamente la enfermedad.

El Gobierno de Luis Arce, que lleva poco más de dos meses de gestión, levantó en diciembre una prohibición a los eventos masivos con el fin de reactivar la economía, que ha sido golpeada duramente por la pandemia.

El Ejecutivo boliviano ha descartado volver a la cuarentena rígida que se aplicó el año pasado, aunque hace unos días aprobó nuevas disposiciones que incluyen la aplicación del horario continuo laboral, que puede ser escalonado, además del teletrabajo como opción preferente.

Algunos gobiernos subnacionales decidieron suspender actividades masivas como las celebraciones del carnaval y también optaron por volver a una “cuarentena dinámica” con la reducción de horarios de circulación y restricciones para algunas actividades, entre otras medidas.

El Gobierno de Arce aseguró la compra de vacunas rusas Sputnik V y la desarrollada por la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford, cuyo arribo está previsto para marzo y abril, respectivamente.

El mandatario boliviano ha pedido a la población “aguantar y resistir” el nuevo coronavirus hasta que lleguen las vacunas, lo que a su juicio será la “solución” a la pandemia.

Aquella declaración ha levantado polémica y ha sido criticada, sobre todo por la oposición boliviana y los gremios de médicos y personal de salud ante las muertes que a diario se registran y la desesperación por la saturación de hospitales y la falta de medicamentos.