AHORA - Guido Bellido: los cuestionamientos al nuevo titular de la PCM
EN VIVO - Gabinete ministerial de Pedro Castillo jura esta noche

COVID-19: Alemania endurece medidas y cierra la vida pública hasta febrero

Mundo LR

La Republica
No hubo acuerdo, en cambio, para un toque de queda nocturno a escala nacional. Foto: AFP

La nueva prórroga implica mantener cerrado todo el ocio, la vida cultural, la gastronomía, el comercio no esencial y también la actividad escolar presencial.

Publicidad

La canciller alemana, Angela Merkel, logró el consenso con los poderes regionales para prolongar el parón de la vida pública hasta el 14 de febrero, ante el temor de que las nuevas variantes del coronavirus den al traste con la fase de desaceleración, aún no consolidada, de los contagios.

Tras ocho horas de negociación con los líderes de los Länder, la jefa del Gobierno federal anunció esa nueva prórroga en las restricciones vigentes, que implican mantener cerrado todo el ocio, la vida cultural, la gastronomía, el comercio no esencial y también la actividad escolar presencial.

Los ciudadanos alemanes deberán portar una mascarilla quirúrgica en el transporte y en tiendas. Otra de las nuevas medidas anunciadas es la obligación para las empresas de privilegiar el teletrabajo de sus empleados hasta el 15 de marzo como mínimo, para reducir así la afluencia en el transporte público.

No hubo acuerdo, en cambio, para un toque de queda nocturno a escala nacional, como proponía la canciller respaldada por los expertos que asesoran a su gobierno, por falta de consenso entre los Länder, ya que algunos lo consideran innecesario.

“Las cifras van en retroceso, pero la evolución en Reino Unido y otros países nos hacen no bajar la guardia”, indicó Merkel este martes 19 de enero. En la propia Alemania se han detectado ya casos relacionados con esas nuevas variantes, recordó, aunque no se ha concretado su alcance.

Este peligro obliga, a juicio de la canciller, a mantener las restricciones introducidas entre noviembre y diciembre, que en principio iban a estar vigentes hasta principios de enero. Ya en una anterior reunión con los poderes regionales se decidió alargarlas hasta finales de este mes, a lo que sigue ahora esta nueva prolongación.

Desde noviembre está cerrada en Alemania el conjunto de la vida cultural, el ocio y la gastronomía, medida que en diciembre se extendió al comercio y servicios no esenciales; tras las vacaciones de Navidad no se reanudó la actividad escolar presencial regular.

El Instituto Robert Koch (RKI) de virología verificó este martes casi mil muertos con o por la COVID-19 tras varios días de cifras a la baja. Se ha observado además una clara desaceleración de nuevos contagios: 11.369 en las últimas 24 horas, frente a los más de 30.000 que llegaron a registrarse hace pocas semanas.

En el conjunto de Alemania, la incidencia acumulada en los últimos siete días se sitúa en 131,5 casos por cada 100.000 habitantes. En diciembre se había registrado una incidencia máxima de 197,6 casos semanales.

Además, virólogos alemanes investigan una posible nueva variante detectada en una clínica de Garmisch-Partenkirchen, en Baviera, según informaciones de la televisión pública ARD que se remite a fuentes sanitarias locales.

Con información de EFE y AFP.