El heredero de Samsung condenado a dos años de cárcel por corrupción

Agencia AFP

Lee Jae-yong no quiso declarar ante la prensa en Corea del Sur. Foto: AFP
Lee Jae-yong no quiso declarar ante la prensa en Corea del Sur. Foto: AFP

Lee Jae-yong pidió a la expresidenta surcoreana Park Geun-hye, declarada culpable de corrupción, “que usara su poder para facilitar su sucesión sin problemas” a la cabeza de Samsung.

El heredero de Samsung, Lee Jae-yong, fue condenado el lunes 18 de enero en Seúl a dos años y medio de prisión por un caso de corrupción, lo que deja al gigante surcoreano de la tecnología sin su principal responsable.

Oficialmente, Lee Jae-yong es el vicepresidente de Samsung Electronics, el líder mundial en la fabricación de teléfonos inteligentes y chips de memoria.

Pero, en realidad, es él quien ha asumido la dirección del conglomerado desde que su padre Lee Kun-hee, el arquitecto del despegue mundial del grupo, dimitió por problemas de salud. El patriarca murió en octubre.

Samsung es, con mucho, el más grande de los ‘chaebols’, los imperios industriales familiares que dominan la 12ª economía más grande del mundo.

Lazy loaded component

Su volumen de negocios global representa una quinta parte del Producto Interior Bruto (PIB) de Corea del Sur y es crucial para la salud económica del país.

Lee Jae-yong, inmerso en el caso que llevó al enjuiciamiento y encarcelamiento de la expresidenta Park Geun-hye en 2017, fue declarado culpable de corrupción y malversación de fondos.

En su fallo, el tribunal del distrito central de Seúl determinó que pagó “voluntariamente sobornos y pidió a la presidenta que usara su poder para facilitar su sucesión sin problemas” a la cabeza del conglomerado.

“Es muy desafortunado que Samsung, la corporación más grande del país y líder mundial de la innovación, esté repetidamente implicada en crímenes cada vez que cambia el poder político”, añadió.

Cronología de 2017 de la implicación de Lee Jae-Yong, heredero de Samsung. Infografía: AFP

Por su parte, el abogado de Lee, Lee In-jae, dijo a los periodistas que “se trata esencialmente de un caso en el que la libertad y los derechos de propiedad de una empresa fueron violados por el abuso de poder de la expresidenta”.

“Dada la naturaleza del caso, considero lamentable el fallo del tribunal”, añadió.

El ejecutivo de 52 años se negó a responder a las preguntas de los periodistas cuando llegó libre al tribunal. Después de que se anunciara el veredicto, fue inmediatamente puesto bajo custodia.

“Es realmente un gran golpe, una gran crisis para Samsung”, dijo Kim Dae-jong, profesor de la Universidad de Sejong.

Lee fue condenado por primera vez en 2017 a cinco años de prisión por corrupción, malversación de fondos y otros delitos.