ENCUESTA IEP - Dos de cada tres peruanos insisten con nuevas elecciones generales

EE. UU. condena “intento de silenciar a la oposición” al arrestar a Navalny

Alexei Navalny fue envenado con un agente tóxico militar el año pasado y responsabilizó de este atentado al presidente Vladimir Putin.

Alexei Navalny fue interceptado por agentes de la Policía en el aeropuerto Sheremétievo de Moscú. Foto: AFP
Alexei Navalny fue interceptado por agentes de la Policía en el aeropuerto Sheremétievo de Moscú. Foto: AFP
Síguenos en Google News
Mundo LR

Mike Pompeo, el Secretario de Estado, ha reprochado el arresto de Alexei Navalny, opositor del Gobierno ruso, cuando llegaba a Moscú de un vuelo proveniente de Alemania, luego de su envenenamiento el verano pasado.

“Los Estados Unidos condenan enérgicamente la decisión de Rusia de arrestar a Aleksey Navalny”, expresó Pompeo.

Luego agregó que esto tiene como objetivo acallar las voces que desaprueban a quienes ostentan el poder político en Rusia: “Observamos con gran preocupación que su detención es la última de una serie de intentos de silenciar a Navalny y a otras figuras de la oposición y voces independientes que son críticas con las autoridades rusas”.

Antes se había pronunciado Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional del próximo presidente Joe Biden, para exigir la liberación del opositor ruso, quien responsabiliza de su envenenamiento a Vladimir Putin.

“El señor Navalny debería ser liberado inmediatamente, y los responsables del inadmisible ataque contra su vida deben rendir cuentas [...] Los ataques del Kremlin al señor Navalny no solo son una violación de derechos humanos, sino una afrenta al pueblo ruso, que quiere que se escuchen sus voces”, señaló el funcionario.

Alexei Navalny fue interceptado por agentes de la Policía en el aeropuerto Sheremétievo de Moscú, luego de estar casi cinco meses en Alemania, donde se venía recuperando de un envenenamiento con un agente tóxico militar. Su portavoz, Kira Yarmysh, indicó que no se permitió que su abogado lo acompañe.

“Puedo decirles que estoy completamente feliz de haber regresado y que es mi mejor día en los últimos cinco meses [...] Esta es mi casa. Todos me preguntan si tengo miedo. No tengo miedo. Voy al control de pasaporte completamente tranquilo”, dijo Navalni antes de ser apresado.