OMS admite catástrofe sanitaria en Amazonas tras hallar variante brasileña

La variante amazónica desata más alarmas. Según el máximo organismo de salud, la ola actual de COVID-19 en la región brasileña es peor que la de abril y mayo.

La Republica
El estado de Amazonas fue uno de las más afectados en la primera ola de la pandemia. Foto: AFP
Mundo LR

El director de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan, ha admitido una catástrofe sanitaria en Amazonas, el estado más grande de Brasil.

En una teleconferencia de prensa realizada este viernes 15 de enero, el alto funcionario alertó que la actual ola de coronavirus en la región es peor que la que sufrió entre abril y mayo. Se trata de un panorama de emergencia al punto que el sistema de salud corre el riesgo de “implosionar”.

“La situación en Amazonas, y particularmente en Manaos, se ha deteriorado significativamente en las últimas dos semanas. De continuar así las cosas, claramente vamos a ver una ola que será peor que la ola catastrófica en abril y mayo. Sería en sí mismo una tragedia”, explicó Ryan.

Falta suministro de oxígeno, de guantes, y otro problema: los trabajadores sanitarios se infectan” como sucedió en el pasado, agregó. Cuando esos trabajadores, y los empleados de laboratorios, empiezan a enfermar masivamente “todo tu sistema empieza a implosionar”, precisó el experto.

El estado de Amazonas fue uno de las más afectados en la primera ola de la pandemia, con camiones frigoríficos habilitados para conservar los cuerpos en espera de inhumación y la situación volvió a empeorar dramáticamente en las últimas semanas.

Los temores se acrecentaron con la identificación de la región como origen de una variante brasileña del virus, que según los científicos puede ser más contagiosa. Esta mutación amazónica no solo llevó a que Reino Unido vetara los vuelos desde Portugal y Suramérica, sino también a algunas regiones de Brasil a imponer barreras a viajeros procedentes del estado de Amazonas.

La variante se ha extendido por Sudamérica, pero Ryan sostuvo que la actual tendencia en la región “se puede achacar esencialmente al incumplimiento de las reglas de comportamiento básicas”.

“No son las nuevas variantes las que están provocando esta transmisión. Pueden tener un impacto eventualmente (…) es demasiado fácil echarle la culpa solo a la nueva variante... también fue todo lo que no hicimos lo que causó” esta nueva oleada, añadió.

El numero total de muertos por el coronavirus en todo el mundo ya superó los dos millones. Europa, con 650.560 muertos, es la región más afectada, por delante de América Latina/Caribe (542.410) y Estados Unidos/Canadá (407.090).

Con información de EFE y AFP.