FBI tiene 37 investigados por muerte de policía durante asalto al Capitolio

El agente Brian Sicknick fue golpeado con un extintor en la cabeza cuando irrumpieron violentamente los simpatizantes de Trump al Capitolio.

La Republica
El uniformado llevaba trabajando para la Policía del Capitolio desde 2008 y más recientemente sirvió en la Unidad de Primeros Auxilios. Foto: AFP
Mundo LR

La Policía Federal de Estados Unidos (FBI, en inglés) está investigando a 37 personas en relación a la muerte de Brian Sicknick, el policía del Capitolio herido durante el asalto de la semana pasada. La información ha sido recogida en un informe del diario The New York Times, publicado este viernes 15 de enero.

El Buró Federal de Investigación está pidiendo información para determinar responsabilidades en la muerte del agente Brian Sicknick, golpeado con un extintor en la cabeza durante la irrupción violenta de simpatizantes del presidente Donald Trump en el interior del Capitolio.

Sicknick perdió la vida en un hospital al que fue trasladado para ser tratado por sus contusiones. Cuatro manifestantes murieron en el asalto, aunque solo una mujer, que murió por herida de bala, falleció a manos de las fuerzas de seguridad de la sede legislativa.

El uniformado llevaba trabajando para la Policía del Capitolio desde 2008 y más recientemente sirvió en la Unidad de Primeros Auxilios. Soportó más de 24 horas de convalecencia.

El informe del FBI revela que otros 14 agentes de la Policía del Capitolio resultaron heridos por la turba violenta. Por otro lado, este viernes CNN retransmitió una entrevista con un agente local de Washington que acudió a reforzar el recinto, en la que narró cómo unos manifestantes le sustrajeron el arma y pensaron en ejecutarlo allí mismo con ella.

Más de un centenar de personas han sido arrestadas por participar en los disturbios en el Capitolio y el FBI investiga si alguno de los participantes tenían como objetivo secuestrar y asesinar a legisladores.

El asalto duró varias horas, durante las cuales los legisladores suspendieron temporalmente la certificación de la victoria electoral del demócrata Joe Biden y se refugiaron, mientras que los manifestantes, que fueron instigados por Trump en un evento previo frente a la Casa Blanca, se pasearon por el interior de ambas cámaras.

El FBI y el resto de agencias de inteligencia y seguridad están en máxima alerta por la posibilidad de atentados o altercados durante la investidura de Biden, el próximo miércoles, frente al Capitolio y a la Casa Blanca.

Con información de EFE.