EE.UU.: supremacistas blancos infiltrados entre policías y militares

En el 2006, el FBI publicó un informe que revelaba la presencia de supremacistas blancos entre agentes de la ley, pero en ese momento no se tomaron acciones.

Varios agentes de las fuerza del orden del Capitolio han ido suspendidos y otros están siendo investigados. Foto: AFP
Varios agentes de las fuerza del orden del Capitolio han ido suspendidos y otros están siendo investigados. Foto: AFP
Mundo LR

Militares y policías investigan reportes que indican que algunos miembros de sus propias filas estuvieron involucrados en el Asalto al Capitolio.

Entre ellos la veterana de la Fuerza Aérea Ashli Babbitt, quien murió cuando intentaba entrar por la fuerza a la Cámara de Representantes, junto a policías fuera de servicio y exmilitares.

Estos reportes demuestran que desde hace tiempo los supremacistas blancos y extremistas se encuentran entre las fuerzas de seguridad, según lo han señalado diversos expertos.

“Hemos descuidado esta amenaza durante diez años. La ignoramos, la minimizamos, optamos por no verla. Este Gobierno de hecho ha mimado a estas personas, los llamó especiales”, explicó Daryl Johnson, exlíder de un equipo antiterrorismo doméstico en el Departamento de Seguridad Interior.

Además, Christian Picciolini, un exsupremacista blanco que ahora trabaja combatiendo a los extremistas, ha señalado que desde hace tiempo estas personas desean infiltrase entre la policía y los militares.

Varios agentes de las fuerzas del orden del Capitolio han sido suspendidos y otros están siendo investigados, pues se sospecha que formaron parte de los disturbios, luego de que algunos se tomarán fotos con los manifestantes o aparecieran en videos dejándolos pasar.

En el 2006, el FBI publicó un informe sobre la infiltración de supremacistas blancos entre agentes de la ley. Tres años después, el Departamento de Seguridad Interior dio una advertencia sobre el mismo tema.

“En 2006 no había pasado mucho tiempo desde el 11 de septiembre de 2001 y nadie se quería enfocar en terrorismo doméstico (...)”, dijo la profesora asociada de Derecho de la Universidad de Georgetown, Vida Johnson. Luego agregó que ahora, después de tantos años, no se ha tomado ninguna medida.