Dos altos directivos de Sinopharm dimiten en China

Mundo LR

larepublica_pe

15 Ene 2021 | 9:48 h
Sinopharm. Li Hui, director y miembro del comité de auditoría de China National Medicines Corp., también presentó su renuncia esta semana. Foto: EFE
Sinopharm. Li Hui, director y miembro del comité de auditoría de China National Medicines Corp., también presentó su renuncia esta semana. Foto: EFE

La farmacéutica estatal china citó “razones personales” para la renuncia de Li Zhiming, presidente de la junta directiva, según un documento de la compañía que cotiza en Hong Kong.

Li Zhiming, presidente ejecutivo de la farmacéutica estatal china Sinopharm, la única compañía que ha conseguido luz verde en el gigante asiático para la distribución de su vacuna contra la COVID-19, anunció su dimisión el último martes.

Según un comunicado de la compañía que cotiza en Hong Kong, Li Zhiming puso su cargo a disposición por “motivos personales”, al igual que en la víspera lo hiciera Li Hui, director y miembro del comité de auditoría de China National Medicines Corp., subsidiaria de Sinopharm.

El documento precisa que el ahora exdirector de Sinopharm “ha confirmado que no tiene ningún desacuerdo con la directiva y que no hay ningún asunto relativo a su dimisión que tenga que llamar la atención de los accionistas y acreedores de la compañía”.

No hubo indicios directos de que las renuncias se produjeran como resultado del trabajo relacionado con las vacunas. Por el contrario, la junta directiva de Sinopharm aclaró que “las compañía continúa llevando a cabo sus operaciones con normalidad”.

Según reportó Infobae, las acciones en Hong Kong de la compañía perdieron hoy un 1,8 % de su valor al inicio de la jornada.

Las autoridades de China aprobaron a fines de diciembre la vacuna desarrollada por la farmacéutica estatal Sinopharm, cuya fórmula tuvo una eficacia del 79,34% después de una prueba de fase 3, según medios del Gobierno asiático.

Por su parte, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, informó esta semana que la OMS está trabajando con los productores de las farmacéuticas chinas Sinovac y Sinopharm “para evaluar el cumplimiento de las prácticas internacionales de fabricación de calidad antes de la lista de posibles usos de emergencia”.