Arabia Saudita anuncia una ciudad sin autos, calles ni emisiones de carbono

El príncipe saudí indicó que la urbe será bautizada como The Line, tendrá 170 km de extensión y su creación costará entre $ 100.000 y $ 200.000 millones.

La Republica
La ciudad peatonal dispondrá de servicios como escuelas, centros de salud y espacios verdes. Foto: captura de neom.com
Mundo LR

La noticia fue anunciada el último domingo 10 de enero y acaparó la atención del mundo. Arabia Saudita, primer exportador mundial de crudo, construirá una ciudad ecológica sin carros, carreteras ni emisiones de CO2 en NEOM, una zona del noroeste del reino actualmente en desarrollo.

Región futurista y turística, NEOM figura en la lista de los numerosos megaproyectos actuales destinados a diversificar la economía saudita, que depende muy ampliamente de la exportación del oro negro.

“Como presidente del Consejo de Administración de NEOM, les presento The Line (La Línea), una ciudad que puede acoger a un millón de habitantes, de 170 kilómetros de longitud y que conservará el 95% de los espacios naturales”, anunció el príncipe heredero Mohammed bin Salmán en una declaración retransmitida por televisión.

“No habrá coches, ni carreteras y cero emisiones de carbono”, añadió el dirigente de facto de la primera economía del mundo árabe, que habitualmente figura entre los países más contaminantes del planeta. “Debemos transformar las ciudades en ciudades del futuro”, declaró. Por último, anunció una “revolución civilizacional”.

Los detalles del proyecto serán comunicados posteriormente, aseguró el príncipe heredero, antes de mostrar imágenes generadas por ordenador de The Line, así como paisajes de desiertos inmaculados y mares azules.

La ciudad peatonal dispondrá de servicios como escuelas, centros de salud y espacios verdes. En un comunicado, los proyectistas aseguraron que “todos los servicios diarios esenciales, como escuelas, centros médicos, instalaciones de ocio, así como espacios verdes, estarán a cinco minutos a pie”.

A su vez, el viaje más distante posible, de un extremo de la ciudad al otro, no durará más de 20 minutos, gracias a la alta velocidad de trenes subterráneos.

La inteligencia artificial desempeñará un papel central en The Line, que estará alimentada por “equipos con bajo impacto de carbono, alimentados por una energía 100% renovable”.

Su construcción demandará entre $ 100.000 y $ 200.000 millones, comenzará en el primer trimestre de 2021 y será financiada por el Fondo de Inversión Pública (PIF, por sus siglas en inglés) saudita, principal instrumento de la política de diversificación de la economía del país.

El proyecto permitirá crear 380.000 empleos y su contribución al Producto Interior Bruto está estimada en 180.000 millones de riales (más de 39.000 millones de euros; 47.600 millones de dólares) para 2030, indica el comunicado de NEOM.

Con información de AFP.