Venezuela: autorizan uso de emergencia de vacuna Sputnik V

Mundo LR

La Sputnik V fue la primera vacuna registrada en el mundo contra el coronavirus SARS-CoV-2 tras la autorización otorgada por Rusia en agosto del 2020. Foto: AFP
La Sputnik V fue la primera vacuna registrada en el mundo contra el coronavirus SARS-CoV-2 tras la autorización otorgada por Rusia en agosto del 2020. Foto: AFP

El país se convirtió en la tercera nación en aprobar la aplicación de la dosis rusa en Sudamérica.

Publicidad

El Ministerio de Sanidad de Venezuela aprobó el uso de la vacuna Sputnik V contra la COVID-19, informó Kiril Dmítriev, presidente del Fondo de Inversiones Directas Ruso (FIDR) en un comunicado.

Con esta decisión, el país liderado por Nicolás Maduro pasará a ser la tercera nación de Sudamérica en aplicar la dosis desarrollada por el centro Gamaleya en su territorio. Otros países que autorizaron el uso de emergencia de la vacuna rusa fueron Argentina y Bolivia.

El último lunes, durante la presentación de su mensaje anual a la Nación, Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, informó que “muy pronto” llegarán al país 10 millones de dosis para comenzar a inmunizar a los ciudadanos de menos recursos.

“El señor embajador de la Federación de Rusia me acaba de dar la buena noticia de que muy pronto estarán llegando a Venezuela los primeros 10 millones de vacunas Sputnik V, para empezar la vacunación masiva de los sectores más necesitados de nuestro país”, detalló el mandatario.

Situación de la vacuna Sputnik V en Sudamérica

Hasta la fecha, los únicos países en admitir el uso de emergencia de la vacuna rusa son Argentina, Bolivia y Venezuela. Asimismo, el 15 de enero, Brasil iniciará la producción de la dosis. Sin embargo, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) no aceptó el uso del fármaco.

Las dosis que sean producidas en Brasil serían exportadas a otras naciones de la región que sí aprobaron su aplicación para los procesos de inmunización, según informó CNN en español.

La farmacéutica Unión Química, encargada de la producción de las vacunas, solicitó a Anvisa la autorización para su empleo en territorio brasileño. Sin embargo, el ente regulador denegó la petición y afirmó que “faltan documentos”.

El próximo 15 de enero, Unión Química iniciará la elaboración de la fórmula desarrollada por el centro Gamaleya. Se tiene previsto la fabricación de ocho millones de vacunas mensuales, las mismas que serían vendidas a Argentina y Bolivia.