EE. UU.: Jake Angeli no come en prisión porque solo ingiere alimentos orgánicos

Mundo LR

larepublica_pe

12 Ene 2021 | 11:12 h
Según The Arizona Republic, Jacob Anthony Chansley es miembro del movimiento que gira alrededor de la teoría conspirativa QAnon. Foto: AFP
Según The Arizona Republic, Jacob Anthony Chansley es miembro del movimiento que gira alrededor de la teoría conspirativa QAnon. Foto: AFP

El hombre, quien estaba disfrazado como un guerrero sioux, fue arrestado por participar en el asalto al Capitolio. La madre del seguidor de Donald Trump dijo que se podría enfermar si no come alimentos orgánicos.

El simpatizante pro-Trump Jake Angeli, quien estaba disfrazado como un guerrero sioux, uno de los pueblos nativos más icónicos de América del Norte, y que luego fue encarcelado por participar en el asalto al Capitolio, no ha comido dentro de la prisión porque solo ingiere comida orgánica.

“Jacob Anthony Chansley, nombre verdadero de mi cliente, no ha comido desde que fue detenido”, dijo su abogado en una audiencia virtual de un tribunal federal el último lunes, según The Arizona Republic. “Sigue una dieta extremadamente restrictiva, quizás por razones religiosas”, aseguró la defensa.

Por otro lado, la madre de Angeli, Martha Chansley, explicó la situación de su hijo. “Se enferma si no come alimentos orgánicos”, afirmó al mismo periódico estadounidense. “Necesita comer”, añadió.

Jake Angeli fue captado el último miércoles en varias escenas de los incidentes en Washington D. C. The Arizona Republic observó sus movimientos durante los disturbios y advirtió que, luego de ingresar al Capitolio con otros manifestantes, llegó hasta el estrado del Senado y posó para una foto sosteniendo con su mano izquierda una lanza de la que colgaba una bandera de los Estados Unidos.

Según el medio de comunicación de Arizona, Chansley es miembro del movimiento que gira alrededor de la teoría conspirativa QAnon, originada en 2017, a raíz de unas supuestas revelaciones secretas sobre una élite de pedófila y satánica que rige el mundo bajo las sombras de Hillary Clinton, Barack Obama y el papa Francisco en la cima.

En ese contexto, Angeli había levantado su perfil en dicha corriente al llamar la atención con su look en muchas protestas de la derecha ocurridas en el estado de Arizona durante el 2020.