Proponen prohibir el cannabis a los extranjeros que visiten Ámsterdam

Mundo LR

larepublica_pe

11 Ene 2021 | 9:43 h
“Ámsterdam es una ciudad internacional y queremos atraer turistas, pero por su riqueza, su belleza y sus instituciones culturales”, dijo el alcalde de la ciudad sobre su propuesta. Foto: AFP/Referencial
“Ámsterdam es una ciudad internacional y queremos atraer turistas, pero por su riqueza, su belleza y sus instituciones culturales”, dijo el alcalde de la ciudad sobre su propuesta. Foto: AFP/Referencial

La medida de restricción no afectará a los locales, quienes podrán comprar cannabis en las cafeterías. Autoridades afirman que 58% de los turistas solo ingresa para el consumo.

A los ciudadanos extranjeros que visiten Ámsterdam podrían prohibirles en el futuro que ingresen a las cafeterías que venden cannabis en la ciudad. La propuesta forma parte de un plan de amplio alcance para desalentar el crimen organizado y reducir el turismo de drogas, reseñó The Guardian.

El plan presentado por el alcalde de la ciudad, Femke Halsema, ha provocado reacciones encontradas por parte de residentes y propietarios de negocios.

Halsema propone que solo los residentes holandeses ingresen a las 166 cafeterías que venden marihuana en Ámsterdam y es probable que la medida entre en vigencia el próximo año.

“Una investigación del gobierno mostró que 58% de los turistas extranjeros que visitan Ámsterdam vienen principalmente para consumir la droga”, dijo Halsema.

Sin embargo, otro estudio mostró que las autoridades locales estarían dispuestas a apoyar menos de 70 cafeterías si solo se atienden a los clientes locales.

“Ámsterdam es una ciudad internacional y queremos atraer turistas, pero por su riqueza, su belleza y sus instituciones culturales”, señaló el alcalde. Además, agregó que el mercado de cannabis es muy grande y tiene vínculos con el crimen organizado.

Dijo que la ciudad podría permanecer “abierta, hospitalaria y tolerante”, pero al mismo tiempo haría la vida más difícil a los criminales y reduciría el turismo masivo de bajo presupuesto.

El cannabis es técnicamente ilegal en Países Bajos, pero la posesión de cinco gramos (0,18 onzas) fue despenalizada en 1976 bajo una “política de tolerancia”. Producirla es ilegal pero las cafeterías pueden venderla sin restricciones.

La propuesta presentada por el alcalde de Ámsterdam tiene que pasar por un período de consulta y de transición para los propietarios de cafeterías.

Maastricht y Den Bosch han establecido medidas similares desde hace algunos años. Estas ciudades se quejaban del gran flujo de visitantes que fumaban marihuana tras cruzar las fronteras de Bélgica, Alemania y Francia.

Las cafeterías de cannabis son “uno de los eslabones más importantes en la cadena del turismo de bajo valor”, destacó Robbert Overmeer, de la asociación empresarial BIZ Utrechtsestraat.

“Decimos venir a Ámsterdam por los museos, la comida, el amor o los amigos, pero no para merodear, fumar y consumir drogas”, puntualizó.

Por su parte, Joachim Helms, de la asociación de propietarios de cafeterías BCD, advirtió que los planes de restricción que promueve el Gobierno local ponen en riesgo de llevar el tráfico de drogas a la calle.

En la actualidad, Ámsterdam, de 850.000 habitantes, recibe casi 20 millones de turistas al año, muchos de ellos jóvenes y con poco presupuesto. En ese sentido, las autoridades pronostican que 29 millones de personas visiten la ciudad para 2025.

LR PODCAST: Escucha el último episodio de Vuelta al Mundo