EN VIVO - Castillo supera a Fujimori en etapa final de actas contabilizadas de la ONPE

Australia detecta casos de coronavirus con variante británica y sudafricana

Mundo LR

Las autoridades de Australia redujeron el número de viajeros provenientes del exterior. Foto: EFE/James Ross
Las autoridades de Australia redujeron el número de viajeros provenientes del exterior. Foto: EFE/James Ross

Las autoridades australianas revelaron que los casos con las nuevas variantes fueron detectadas en las ciudades de Sídney y Brisbane.

Australia informó este sábado 9 de enero de 2021 que se detectaron casos positivos de coronavirus con las variantes descubiertas en Reino Unido y de Sudáfrica.

Las autoridades del Gobierno australiano y el personal sanitario mencionaron que el país se encuentra en alerta máxima ante la llegada de estos dos nuevos linajes de la COVID-19, los cuales son altamente contagiosos.

Según la agencia Reuters, uno de los lugares en donde se detectó la variante relacionada a Gran Bretaña fue en la ciudad de Brisbane, capital de de Queensland. Esta localidad lleva tres días de confinamiento estricto luego que se confirmara que existe esta nueva variante del coronavirus.

Asimismo, en el caso de la variante de Sudáfrica, esta fue hallada en la ciudad de Sídney en un hotel. Se sospecha que uno de los trabajadores de dicha inmediación tuvo contacto con alguien que provenía del Reino Unido.

Scott Morrison manifestó que se la variable del coronavirus puede llegar a ser dominante dentro de Australia. Foto: EFE/LUKAS COCH

Mientras tanto, el primer ministro de Australia, Scott Morrison, explicó que el cierre de la ciudad de Brisbane es una acción de respuesta ante la posibilidad de que la nueva variante del coronavirus se vuelva dominante dentro del territorio australiano.

“Sé que habrá algunas personas en Brisbane que se preguntarán ‘¿Es esto necesario? Solo hay un caso’. Bueno, este no es un caso ordinario. Este es un caso muy especial y requiere que tratemos las cosas de manera muy diferente”, dijo Morrison.

Ante la llegada de las nuevas variantes de la COVID-19 al país de Oceanía, Reuters señala que las autoridades de Australia decidieron recortar el número de viajeros que lleguen al país y exigieron pruebas de descartes para todos los vuelos provenientes del exterior.

“Mientras la gente esté viajando, el riesgo de que el virus se filtre en la comunidad ya existe”, expresó la primera ministra de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian.

“Todo lo que podamos hacer para reducir ese riesgo es realmente importante, especialmente ahora que entendemos qué están haciendo estas cepas, y todos los expertos advierten a su debido tiempo que estas cepas mutadas se convertirán en la cepa dominante”, agregó.

A Australia se le reconoció como uno de los países que mejor controló la pandemia. Registra un total de 28.600 contagios y 909 muertes.