Italia: ingresan por COVID-19 a anciano que tocaba acordeón a su esposa grave

Mundo LR

larepublica_pe

08 Ene 2021 | 13:35 h
La Republica
De momento, fuera de gravedad, Stefano Bozzini acompaña a sus compañeros pacientes con la música de su acordeón. Foto: captura

El gesto de Stefano Bozzini dio la vuelta al mundo: mientras su esposa afrontaba el coronavirus, él tocaba sus canciones preferidas en la ventana del hospital. Ahora también lucha contra la COVID-19.

Stefano Bozzini, un anciano italiano que acudía a tocar el acordeón bajo la ventana de la habitación del hospital en el que su mujer afrontaba la COVID-19, ha sido ingresado este viernes 8 de enero también por coronavirus.

Según el periódico Libertà, Bozzini, de 81 años, dio positivo hace unos días y ha sido hospitalizado en el centro de Cortemaggiore (en Emilia-Romagna, al norte de Italia), aunque su condición no es grave.

El hombre se volvió famoso cuando, ante el ingreso de su pareja por COVID-19, hizo lo primero que se le vino en mente: “El acordeón bajo la ventana”, como contó a la radio pública.

Se armó con el instrumento e hizo sonar las canciones favoritas de ella bajo la ventana de su habitación, y captó la atención no solo de su esposa, sino de otros internos y el personal sanitario, además de las redes sociales.

El gesto de Stefano Bozzini dio la vuelta al mundo, pero tuvo un final amargo cuando ella, Carla Sacchi, falleció el 27 de noviembre a causa de la enfermedad. La pandemia los separó por primera vez en 47 años, según él mismo contó a los medios.

Es ahora es él quien afronta el coronavirus. Poco después de su ingreso, sus familiares le llevaron al hospital algunos de sus enseres y, entre ellos, el famoso acordeón.

“A veces, mientras toco, alguien entra en la habitación, insinúa un paso de baile y luego se va”, explicó a un diario local. Su hija, Lucía, contaba también cómo el instrumento no solo ha sido beneficioso para su moral, sino también físicamente.

De momento, fuera de gravedad, Stefano Bozzini acompaña a sus compañeros pacientes con la música de su acordeón.

Con información de EFE.