Comunidad internacional: Escenas de EE. UU. “pisotean la democracia”

Mundo LR

larepublica_pe

06 Ene 2021 | 17:19 h
Los manifestantes protagonizaron un enfrentamiento con los agentes de seguridad del Capitolio. Foto: AFP
Los manifestantes protagonizaron un enfrentamiento con los agentes de seguridad del Capitolio. Foto: AFP

La OTAN, la Cancillería francesa y alemana y los ministros principales del Reino Unido e Irlanda se pronunciaron luego de que manifestantes pro-Trump irrumpieran en el Capitolio y desataran caos.

La irrupción de los seguidores del presidente Donald Trump al Congreso de Estados Unidos dejó “escenas impactantes”, “vergonzosas” y que “pisotean la democracia” del país, denunciaron varios representantes de la comunidad internacional este miércoles 6 de enero.

Los manifestantes se apostaron en el pleno de la Cámara Baja estadounidense, que había sido evacuada, y protagonizaron un enfrentamiento con los agentes de seguridad del Capitolio, que desenfundaron sus armas. Rompieron ventanas y abrieron puertas a la fuerza hasta superar a la policía que asegura las instalaciones del Legislativo.

Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, denunció en Twitter las “escenas impactantes en Washington” e instó a que “el resultado de esta elección democrática debe ser respetado”.

Por su parte, el ministro de Exteriores alemán, Heiko Mass, opinó que “los enemigos de la democracia estarán felices de ver estas increíbles imágenes de Washington”.

“El desdén por las instituciones democráticas es devastador. Trump y sus seguidores deberían finalmente aceptar la decisión de los votantes estadounidenses y dejar de pisotear la democracia”, añadió el alto funcionario.

A su turno, el primer ministro bitánico, Boris Jhonson, condenó las “escenas vergonzosas” en el Congreso de Estados Unidos, donde las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos en la escalinata del edificio.

Estados Unidos defiende la democracia en todo el mundo y ahora es vital que haya una transferencia de poder pacífica y ordenada”, agregó el premier.

“EE. UU. está, con razón, muy orgulloso de su democracia y nada puede justificar estos intentos violentos por hacer fracasar la transición legal y conforme del poder”, consideró el ministro de Relaciones Exteriores británico, Dominc Raab.

Por lo tanto, estas “escenas impactantes y profundamente tristes son una agresión deliberada de la democracia por un presidente saliente y sus seguidores, que intentan revertir una elección libre y legítima”, condenó, a la vez, su homólogo irlandés, Simon Coveney.

Finalmente, el ministro francés de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian, apuntó que “la violencia contra las instituciones estadounidenses son un ataque grave contra la democracia”.

Tras alrededor de una hora de caos, centenares de manifestantes que se habían concentrado alrededor del vetusto edificio de mármol del Capitolio comenzaron a abandonar lentamente la zona de origen de las tensiones.

No obstante, todo el distrito de Columbia se situará en toque de queda y se han activado varias unidades de reservistas de la Guardia Nacional y fuerzas de seguridad federales para garantizar la seguridad.