Multitud se reúne en iglesia para celebrar fiesta de Año Nuevo en Reino Unido

Cientos de personas profanaron una iglesia del siglo XV para organizar una fiesta ilegal de Año Nuevo a pesar del incremento de contagios en el país británico.

Los organizadores irrumpieron el templo, de 500 años de antigüedad para instalar equipos de sonido y ventilación; causaron daños al histórico inmueble. Foto: Essex Police UK
Los organizadores irrumpieron el templo, de 500 años de antigüedad para instalar equipos de sonido y ventilación; causaron daños al histórico inmueble. Foto: Essex Police UK
Mundo LR

Más de 100 personas allanaron la iglesia de Todos los Santos en Horndon del Este, en el condado de Essex, Reino Unido, para llevar a cabo una fiesta ilegal a vísperas del Año Nuevo 2021, pese a las restricciones que se han impuesto en el país por el incremento de casos de COVID-19.

Los organizadores irrumpieron el templo, de 500 años de antigüedad, para instalar equipos de sonido y ventilación. Sus acciones generaron daños al histórico inmueble, que se calculan en unas 1.000 libras esterlinas (1.367 dólares aproximadamente).

El viernes 1 de enero, cuando los policías llegaron al lugar de los hechos para dispersar a las personas del evento, fueron recibidos con amenazas y les lanzaron objetos. Sin embargo, los oficiales lograron decomisar el equipo de sonido y detener a tres personas, según comunicó la Policía de Reino Unido.

No es la primera vez que la Policía local ha dispersado fiestas ilegales, ya que hace unas semanas se disolvió otra en una casa abandonada de Brentwood y se multó a una mujer por organizar un evento con 100 invitados en Epping Forest.

Más de 100 personas allanaron la iglesia de Todos los Santos en Horndon del Este, en el condado de Essex, Reino Unido. Foto: Essex Police UK

Solo la noche del 31 de diciembre, se aplicaron multas a asistentes de distintos eventos no autorizados, las cuales ascienden a 18.000 libras (24.600 aproximadamente).

El condado de Essex es una de las zonas más golpeadas por la COVID-19; por tal motivo, el miércoles 30 de diciembre de 2020 se declaró la emergencia sanitaria por el aumento de casos, informa RT.

Con respecto al destino de la Iglesia de Todos los Santos, luego del operativo policial, se lanzó una campaña de recaudación de fondos para cubrir los gastos de reparación del santuario, que inicialmente pretendía reunir 2.000 libras (2.700 dólares) y que hasta ahora acumula más de 18.000 libras.