Pacientes de un geriátrico en Bélgica fallecen de COVID-19 tras recibir visita de Papa Noel

Mundo LR

larepublica_pe

La noticia ha causado polémica debido a que en el país europeo está prohibido este tipo de reuniones. Foto: difusión
La noticia ha causado polémica debido a que en el país europeo está prohibido este tipo de reuniones. Foto: difusión

El hijo de uno de los residentes visitó el centro vestido del personaje navideño; sin embargo, estaba infectado, por lo que ha generado un drama en el país europeo.

Un hombre vestido de Papá Noel visitó un geriátrico de Bélgica causando al menos 18 muertos entre sus residentes. La prensa local informó que el hombre disfrazado del personaje característico de Navidad realizó la visita ignorando que estaba infectado con el coronavirus.

La residencia Hemelrijck, ubicada en la localidad de Mol, tendría unos 120 residentes y 36 empleados infectados con COVID-19. El brote habría sucedido luego de la visita de Santa a inicios de diciembre. Un dramático resultado en esta pequeña localidad belga y sus 35.000 habitantes.

El asilo cuenta con 169 residentes. Fue el hijo de uno de ellos quien decidió vestirse de Papá Noel para realizarle una visita navideña a los ancianos. Pocos días luego de esta celebración, el hombre empezó a sentirse mal y tras someterse a un hisopado resultó positivo. Sin embargo, faltaba lo peor.

Muchos de los residentes comenzaron a mostrar síntomas del COVID-19, por lo que también se hicieron pruebas. Los primeros resultados dieron 45 casos positivos; pruebas posteriores mostraron que el problema era mucho mayor.

El total de afectados era de al menos 120 ancianos contagiados, 16 empleados infectados y 18 residentes fallecidos. De acuerdo con la información confirmada por UOL, todos los casos estarían relacionados con la visita de Papá Noel.

La polémica en Bélgica alcanza un grado mayor porque este tipo de actividades están prohibidas. El país europeo lleva meses intentando reducir sus cifras de contagio, ya que es el país de Europa con el ratio más alto de positivos por habitante.

Armonea, la empresa que dirige el geriátrico, se habría saltado las normas para permitir la entrada del infectado. Además, lo habría hecho sin comunicárselo a las autoridades respectivas.

El alcalde de Mol, Wim Caeyers, expresó que si hubieran solicitado permiso habrían “dado una respuesta negativa”.

“Después de mirar varias fotos, llegamos a la conclusión de que esto va mucho más allá de un error de juicio. Más bien, este es un caso de gestión totalmente irresponsable,” reconoció el burgomaestre.

Como defensa, Jannes Verheyen, portavoz de Armonea, señaló que “no tiene sentido condenar a la gente. El equipo está muy conmocionado por lo que sucedió, pero eso también los motiva mucho para sacar el virus nuevamente”.

Bélgica ha reportado en la actualidad 638 mil casos de COVID-19 y 19.158 fallecidos. En las últimas horas, el país también ha reportado cuatro casos positivos de la nueva variante del coronavirus .