EN VIVO - Sporting Cristal vs. Cusco: sigue minuto a minuto el partido por la Liga 1

Trump rechaza plan de estímulo y deja a 10 millones sin ayudas por desempleo

Agencia EFE

Joe Biden y varios republicanos instaron a Trump a firmar el plan de estímulo tal y como está y negociar después mejoras si es necesario. Foto: AFP
Joe Biden y varios republicanos instaron a Trump a firmar el plan de estímulo tal y como está y negociar después mejoras si es necesario. Foto: AFP

Políticos republicanos criticaron al presidente estadounidense por no firmar el proyecto de ley que iba a inyectar $ 900.000 millones en la economía para paliar su deterioro por la pandemia.

La negativa del presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, a firmar un nuevo plan de estímulo dejó este domingo 27 de diciembre a millones de personas sin prestaciones clave por desempleo, y amenaza con resultar también en una parálisis parcial de la administración y el fin de una moratoria a los desahucios.

Ante tal postura, varios políticos republicanos criticaron este domingo a Trump, el líder de su partido, por no firmar el proyecto de ley, aprobado el lunes 21 por el Congreso, que inyectaría 900.000 millones de dólares en la economía para mitigar su deterioro por la pandemia del coronavirus.

“[A Trump] se le recordará por el caos, la miseria y su comportamiento errático” si no firma la ley, indicó el senador republicano Pat Toomey en declaraciones a la cadena Fox News.

La medianoche del sábado al domingo expiraron dos programas que proporcionaban ayudas por desempleo a entre 10 y 14 millones de estadounidenses, y que no habrían caducado si Trump hubiera firmado el proyecto de ley.

La nueva legislación no solo renovaba esos programas especiales creados durante la crisis sanitaria, sino que contemplaba pagos extra de 300 dólares a la semana hasta el 14 de marzo para los trabajadores desempleados.

Muchos empleados parados todavía pueden recurrir a las prestaciones de desempleo existentes en su estado de residencia, que cubren al 90% de los trabajadores del país, pero los programas que caducaron este sábado eran importantes para los autónomos u otros desempleados que han agotado los recursos tradicionales.

Si el actual presidente de la Casa Blanca vetara el proyecto de ley, el Congreso podría intentar invalidar ese veto y tendría opciones de conseguirlo, pero todo apunta a que la estrategia del jefe de Estado saliente es dejar el plan sin firmar sobre su mesa, con el objetivo de que caduque el 3 de enero.

Ese día tomará posesión un Congreso de diferente composición, surgido de las elecciones de noviembre, cuyos legisladores tendrán que volver a negociar y aprobar un plan de estímulo porque el anterior ya no valdrá.

La maniobra de Trump tiene que ver, según muchos analistas, con su sed de venganza contra el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, por haber reconocido en diciembre la victoria de Joe Biden.